Soacha sigue siendo el décimo municipio más grande del país

Veinte municipios de Cundinamarca y 11 cabeceras de provincia del departamento hicieron parte de las 141.570 encuestas multipropósito realizadas por el Distrito Capital para evaluar aspectos sociales, económicos y de entorno de los cundinamarqueses durante el año 2014.


La encuesta que consultó a 25.552 hogares y a 80.845 personas de los municipios de Cundinamarca, busca diseñar políticas públicas integrales que mejoren la calidad de los habitantes de la región.

“Quizá el resultado más significativo es que con esta encuesta contaremos por primera vez con una línea base de calidad de vida de hogares de consumo, lo que tiene un acervo importantísimo de información, que se puede trabajar para tener una línea de política pública. Lo segundo es que nos va a permitir tener un mínimo común denominador para poder sentarnos todos en la región para hablar bajo unas mismas condiciones de ordenamiento, de decisiones de política económica, de seguridad, de política social y poder unificado en un solo tema con el cual establecer las acciones públicas”, aseguró Andrés Romero, secretario de Planeación de Cundinamarca.

Según la encuesta, los 20 municipios de la sabana tienen más de 1.300.000 habitantes, siendo Facatativá (con 117.737 personas), Fusagasugá (106.678), Zipaquirá (106.031), Girardot (101.199) y Chía (97.550), los focos más poblados del departamento. Soacha con 497.908 personas sigue siendo el más habitado, ocupando además el décimo lugar entre los municipios más grandes de Colombia.

En materia de desplazamiento y movilidad, Chía con un 33 % concentra la mayor cantidad de emigrantes bogotanos y se convierte en la región con mayor número de carros por hogar (más de dos).

“Hay un tema que confirma la agenda que el señor Gobernador ha venido trabajando y es el tema de política de movilidad de la región, la necesidad de organizar todo el tema de ordenamiento territorial y todo el tema de política social, en el cual Cundinamarca es la primera en la reducción de la pobreza”, agregó Romero.

En ese sentido, la encuesta destaca que las localidades al norte de Bogotá y sus municipios aledaños concentran un menor porcentaje de personas pobres según el índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI), lo que quiere decir que más del 95% de su población suple dichas necesidades básicas.

Los municipios ubicados al nororiente registran también mejores condiciones de calidad de vida (similares a Bogotá). Aquí la Región Administrativa de Planificación Especial –RAPE- juega un papel importante, por ser un ejemplo más amplio de capacidad de pensamiento regional.

“En la RAPE se fija el reto de pensar el ordenamiento y es otro espacio, otra herramienta para construir ese pensamiento de región próxima a Bogotá y lo que es el centro del departamento”, concluyó Romero.

La Secretaría Departamental de Planeación seguirá trabajando de manera articulada con Bogotá y con todo el equipo de las alcaldías municipales, para analizar los resultados de la encuesta y hacer de esta valiosa información un recurso útil para la construcción de políticas públicas para el departamento.