Con preocupación los habitantes que residen entre Ducales y Compartir observan que a lo largo de la diagonal 30, que es la principal vía de acceso y salida del sector, se ha formado una inundación permanente que está afectando de forma drástica la movilidad y la salud de quienes habitan cerca al lugar.


La diagonal 30, ubicada a un costado de la fábrica de Alfagres, es la salida principal de la mayoría de barrios ubicados en el sector de Compartir de la Comuna uno. Esta vía conecta con la autopista sur, enlazando el sector con el resto del municipio.

Al ser la salida de todo un sector, la vía es transitada permanentemente, tanto por particulares como por vehículos de servicio público, pero esta operación se ha visto afectada por un problema que ha perdurado durante meses y que a medida que avanza el tiempo se agrava, empeorando la situación de movilidad en la zona. Una constante inundación que se extiende a lo largo de una cuadra está generando serios problemas para toda la comunidad.

Iván Parra, Edil de la Comuna uno, relató el martirio al que se ven expuestos miles de habitantes: “Esta inundación de agua ocasiona que los carros se detengan y transiten más despacio, generando trancones interminables en este sitio y para muchas personas está representando por lo menos media hora de retraso dentro de sus rutas habituales; cabe resaltar que es un trecho muy corto y que a pesar de eso está creando un caos vial en todo el sector”, explicó el líder.

Además del problema de movilidad generado, la inundación que cada vez se hace más extensa ha ocasionado daños a vehículos particulares que al intentar transitar por la zona se varan en medio del agua, pues es necesario resaltar que esta oculta los profundos huecos que se han formado sobre la capa asfáltica, exponiendo a los conductores a incidentes como el ya mencionado.

Héctor Martínez, motociclista habitante de la comuna, describe cómo ha sido afectado por la inundación: “Para nosotros es demasiado peligroso tratar de pasar sobre la vía en ese estado, puesto que fácilmente se quedan estancadas las motos y no podemos visibilizar los huecos que hay debajo del agua, lo que genera poner en riesgo nuestra integridad física, en ese sentido optamos por subir al andén para poder salir”, expresó el residente.

La constante preocupación para los habitantes cercanos a la vía radica en las graves condiciones de insalubridad que está generando el agua estancada sobre la misma; argumentan que está formando proliferación de mosquitos y olores insoportables que con el tiempo producirán problemas de salud.

Hasta el momento ha resultado un trabajo difícil identificar de dónde proviene la inundación, puesto que aún no ha llegado la época de invierno y las lluvias que se han presenciado no ameritan la atribución de un problema de tal magnitud.

Algunos habitantes atribuyen el problema a la empresa de construcción ubicada a un costado de la carretera, mientras que otros dicen que es el Humedal Tierra blanca, puesto que la ubicación exacta de las calles 12 y 13, a pesar de estar relativamente retiradas, está posicionada sobre la línea de la extensa laguna.

Iván Parra, desde su función de edil, ofició a la Secretaría de Planeación e Infraestructura de la alcaldía municipal para que indague qué está provocando tan preocupante situación, al tiempo que solicitó que se realicen las acciones necesarias para solucionar el inconveniente. Hasta el momento aún no se ha cumplido el plazo para recibir la respuesta por parte de los entes responsables, sin embargo se espera que la solución se dé con prontitud.