Desde hace cerca de dos años, líderes comunales y ediles de la comuna uno adelantan un proceso de recuperación del espacio verde. La iniciativa se vio interrumpida por la invasión de espacio público, generada por el propietario de una tienda de materiales de construcción quien se apoderó del andén, utilizándolo para depositar arena y ladrillos.


El proceso de recuperación de un sector de zona verde en la Comuna uno, inició cuando fue entregado por la empresa constructora, Provivienda, al municipio. Ediles e integrantes de las Juntas de Acción Comunal de los sectores comprendidos entre Ciudad Latina Primero, Segundo y Tercer Sector y Ciudad Quito se dieron a la tarea de recuperar la zona verde del lugar que se ubica precisamente en medio de dichas urbanizaciones, entre la Calle 3 con Diagonal 2, saliendo a Indumil.

“Varios líderes del sector estaban llevando a cabo un trabajo con la comunidad y la empresa de Aseo del municipio, a través del cual recuperamos la zona que anteriormente se encontraba inundada de escombros y era usada como el basurero del sector. Una vez culminada la limpieza, sembramos decenas de árboles con la idea de convertirla en un espacio de esparcimiento para las familias”, relató, Joel Estrada, habitante del sector.

Pese a los esfuerzos de los líderes y la comunidad, la recuperación del espacio destinado a la siembra de árboles y plantas fue invadido por el propietario de un negocio dedicado a la distribución de materiales de construcción, al tiempo que también es perjudicado por el dueño de un parqueadero colindante a la zona de recuperación que usa más del espacio permitido para sus labores.

Manifestando su desacuerdo con el uso indebido del espacio, ante las autoridades, la comunidad realizó las respectivas denuncias en la Inspección Primera de Policía, procurando continuar con la recuperación del espacio para la siembra de árboles y la posible instalación de un parque infantil. Desde la Inspección se llevó a cabo un operativo de recuperación del espacio, sin embargo el resultado duró apenas unos días, de acuerdo con la comunidad.

“Las autoridades deberían garantizar que este tipo de hechos no se vuelvan a repetir se han realizado operativos dos veces en el mismo sitio, la intervención hecha por parte de la policía fue en vano, porque el problema sigue latente y cada vez se apropian de más espacio para satisfacer unos intereses personales violando el derecho de los habitantes, es decir de prácticamente toda la comunidad”, destacó un residente del sector, que prefirió reservar su identidad.

Precisamente, teniendo en cuenta los relatos de la comunidad, que ha hecho lo posible por recuperar el lugar, las respuestas por parte de los invasores son agresivas e incluso han llegado a amenazar la integridad de los líderes comunitarios al frente de la causa, siendo el anterior el motivo por el que aseguran que se hace necesaria la presencia de autoridades que garanticen que las acciones tomadas desde la Inspección sean efectivas, priorizando el bien de todos.

Finalmente, Joel, invitó a la comunidad de todo el municipio a unirse a la importante labor del cuidado del medio ambiente y de la recuperación de espacios públicos para convertirlos en zonas verdes.

“En Soacha, más que nunca están haciendo falta cientos y cientos de espacios verdes que garanticen el esparcimiento de las familias y el convivir sano, pero lo más importante es cuidarlos y velar porque estos mismos aumenten y crezcan, ya que entre más sean se irá formando un pulmón para Soacha y una ciudad más amigable con el medio ambiente”, destacó.