En Soacha se ha vuelto normal la invasión al espacio pública por parte de los propietarios de talleres de mecánica. Los casos más evidentes se aprecian en sectores de las comunas uno, tres y seis, sin decir que en calles barriales no se presente esta anomalía. La preocupación de la comunidad es la nula respuesta de las autoridades ante la ocupación ilegal de las vías.


vía-soacha-invadida

vía-soacha-invadida

Un ejemplo concreto se presenta en la carrera 14 entre calles 16 y 18 del barrio Compartir de la comuna uno de Soacha; la vía está totalmente ocupada por vehículos debido al funcionamiento de talleres de mecánica que no cuentan con la infraestructura para ejercer su labor de acuerdo a la norma legal vigente, afectando el paso del transporte público, la recolección de basuras y el mantenimiento de las redes de alcantarillado.

Justo al lado de la Carrera 14 está ubicado el terminal de transporte del barrio Compartir, desde el cual se movilizan más de 7.000 usuarios diariamente. El sitio y el constante movimiento de vehículos de transporte público se prestan para que mecánicos y comerciantes ubiquen sus negocios cerca del terminal, situación que se ha salido de control y afecta la movilidad y calidad de vida de los habitantes del sector.

“Hemos recibido quejas, tanto de entidades como de habitantes del barrio. Los residentes indican que la invasión de la calle provoca un tremendo caos a la salida y entrada del parqueadero de los buses, puesto que impide casi por completo el paso. Esta situación provoca embotellamientos ya que es una vía de doble sentido pero finalmente solo funciona medio carril”, aseguró Heriberto Ramírez, líder comunitario del sector.

La constante presencia de vehículos de todo tipo parqueados sobre la calle ha impedido a las autoridades y a las mismas entidades encargadas del mantenimiento y limpieza del sector realizar sus labores adecuadamente.

“Las alcantarillas de aguas lluvias se colmatan con los desechos de los talleres y provocan una terrible contaminación, ya que ahí van a parar los aceites de los vehículos y los materiales de mantenimiento. Y para los funcionarios de servicios públicos resulta dificultoso limpiarlas porque no tienen forma de acceder a los sumideros por los carros ahí parqueados”, aseguró un residente afectado.

El sucio entorno que destaca a la carrera 14, en la que los funcionarios de la empresa de aseo manifiestan una queja similar a la de servicios públicos, se mezcla con el aumento de la inseguridad, pues seis personajes que ya han sido identificados por la comunidad se encargan de atracar a los transeúntes que llegan hasta el terminal; generalmente sus víctimas suelen ser mujeres.

Ante la preocupante y difícil problemática, los líderes del barrio han gestionado ante la secretaría de gobierno para que se regule la forma de trabajar de los talleres, evitando la invasión de la vía y exigiendo la instalación de una cámara de seguridad en el sector. La dependencia respondió:

“Se solicitó a la inspección primera municipal de policía que proceda a tomar las medidas policivas necesarias sobre los establecimientos públicos (talleres y monta-llantas) y particulares que invaden el espacio público a los costados de la carrera 14 entre las calles 16 y 18 sur. Con relación a la solicitud de instalación de una cámara de seguridad, es de señalar que la administración actualmente no cuenta con disponibilidad de equipos tecnológicos para tal fin”, respondió el secretario de gobierno Marco Fidel Mendieta.

La queja manifestada por los líderes del barrio fue trasladada posteriormente al comando de policía Soacha; allí se delegó al comandante de la policía de Compartir para garantizar la seguridad y reducción del delito en el sector. Hasta el momento la comunidad está a la espera de la acción de la Inspección Primera de Policía para ejecutar las medidas policivas sobre los establecimientos involucrados.