El presidente de la Federación Nacional de Departamentos y Gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, presidió junto al gerente del Fondo Nacional de Calamidades, Everardo Murillo; al presidente de la Junta Directiva del Fondo de Adaptación, Jorge Londoño, y el gobernador electo de Cundinamarca, Alvaro Cruz, una cumbre de Gobernadores entrantes salientes.


El encuentro, que se cumplió ayer en el Salón de Gobernadores de la Sede Administrativa de Cundinamarca, buscó dar a conocer las competencias y responsabilidades como gobernantes frente a los efectos del Fenómeno de la Niña 2010 – 2012 y la nueva ola invernal.

En desarrollo de la reunión, se presentó el Sistema Nacional de Prevención del Riesgo, las responsabilidades y modo de actuación de la UNGRD y la nueva ola invernal; así mismo se dieron a conocer las competencias y compromisos de los gobernantes locales en la gestión del riesgo.

Al respecto, el Gobernador Andrés González Díaz, señaló que la jornada se desarrolló teniendo en cuenta que los recursos designados por el Gobierno Nacional para contrarrestar los embates del invierno no alcanzarían a ejecutarse antes de este año y deben terminar de ser ejecutados por parte de los mandatarios electos.

Durante la reunión se dio a conocer que las intensas lluvias no permitieron agilizar las obras de infraestructura y serían los nuevos gobernantes los encargados de realizar las obras que se requieren para mitigar y evitar nuevas emergencias que puedan ocasionar futuras épocas invernales.

Adicionalmente, cerca de $7 billones de recursos destinó Colombia Humanitaria a los entes territoriales para realizar obras de mitigación por causa del fenómeno de ‘La Niña’ y aún quedan pendientes por ejecutar $975.225 millones en 29 departamentos.