La Personería de Bogotá emitió un informe en el que se identifican falencias en el monitoreo de las cámaras de seguridad de Transmilenio.

En la visita que realizó la Personería de Bogotá al Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Computo (C4), pudo identificar que no existe una coordinación ni una interconexión en las cámaras de seguridad de los buses de Transmilenio y el C4.

Es decir, que muchas de estas cámaras no están siendo monitoreadas e incluso, no alcanzan para realizar la vigilancia, seguimiento y control de todas las estaciones.

Algunos de los hallazgos de la Personería indica que hay 7.032 vehículos que pertenecen al componente zonal y 3.305 que corresponden al componente troncal (Transmilenio), lo que daría un total de 10.037 buses; en los que habría un total de 28.017 cámaras instaladas, de las cuales ninguna se encontraría interconectada al Centro de Gestión de Transmilenio (CDEG).

La Personería también estableció que de las 140 estaciones con componente troncal de Transmilenio, solo 25 poseen sistema de video vigilancia interconectado al C4. Mientras que en los 9 portales no habrían cámaras de seguridad, datos que generaron alerta en la entidad.

A su vez, a través de esta visita la Personería pudo validar que algunos colegios distritales, la terminal de transporte y hospitales de las subredes, tampoco tendrían conectadas sus cámaras con el C4.

Al respecto, Transmilenio indicó que han adelantando un proceso para la ampliación de la cobertura de las cámaras de seguridad, así esperan dotar a 42 estaciones más y a los 9 portales con 630 cámaras nuevas, que culminaría el primer semestre del año 2022.