Luego de cuatro horas de escuchar a la comunidad educativa en un ejercicio lleno de señalamientos entre los mismos docentes y duros cuestionamientos a la rectora por parte de algunos maestros, estudiantes y padres de familia, el alcalde Nemocón llamó la atención para revisar a fondo el tema y solucionar, a través del diálogo, lo que él denominó ‘diferencias conceptuales’.


Fueron alrededor de cuatro horas de intervención de padres de familia, docentes y estudiantes, tiempo durante el cual se evidenció una profunda división entre la comunidad educativa, básicamente entre quienes respaldan a la rectora y quienes la acusan.

Algunos docentes manifestaron su inconformidad en la institución, hasta el punto de solicitar su traslado al Secretario de Educación y al mismo Alcalde, porque, según ellos, el ambiente dentro del colegio es tenso y complicado. Acusaciones iban y venían, unos atacaban a la rectora Melba Ducuara, otros la defendían, incluso hay quienes se atrevieron a señalar que un docente cobraba para que los estudiantes pasaran el año y una madre de familia aseguró que el antiguo rector consumía marihuana dentro del colegio. Señalamientos de este calibre se escucharon, hasta que el alcalde decidió ponerle freno a la situación.

Después de escuchar a padres de familia, docentes y estudiantes, el mandatario le dio la palabra a la rectora Ducuara, quién hizo una contundente defensa de su gestión y uno a uno fue mostrando los resultados, incluso en varios momentos desvirtuó las acusaciones de las que fue objeto.

El alcalde escuchó a los asistentes, tomó atenta nota y al final hizo un fuerte llamado de atención a toda la comunidad educativa:

“Aquí no veo nada irreversible, nada que no seamos capaces de corregir y de componer, aquí estoy con gente de excelente calidad, el problema de esta institución es de diferencias conceptuales, a ustedes señores docentes, estudiantes y padres de familia los admiro y los respeto mucho, al igual que a usted señora rectora, porque también he visto su lucha; entonces aquí la idea no es hacer gavilla para atacar o defender a nadie, les pido que hagamos un ejercicio interno, depongamos las acusaciones y los señalamientos, hablemos, empecemos a reparar cosas, si hemos cometido errores reconozcámoslos, es mejor humillarnos por nuestra propia voluntad cuando pido perdón y ofrezco disculpas, entonces analicemos cómo vamos a actuar en adelante, cuál es nuestro plan de acción, a eso le apunto. Este colegio tiene que retomar los excelentes niveles que lo han caracterizado en la historia, y aquí veo un excelente capital humano para que replanteemos el modelo”, enfatizó.

El mandatario se comprometió a reunirse de nuevo en 8 días con la comunidad educativa del Integrado para evaluar la jornada de ayer y comenzar a buscar estrategias y soluciones a la crisis.

“Aquí tiene que primar el diálogo y el respeto, aquí no podemos ofender a nadie por ninguna condición, ni de alumno, ni de empleado, ni de docente, ni de nada. Entonces en la medida que estemos dispuestos a dar ese paso, obviamente la administración está para generarlo, facilitarlo, pero que sean los que han puesto las quejas, quienes estén en la condición de mejorar”, puntualizó.

Finalmente, el alcalde aseguró que visitará institución por institución para escuchar a la comunidad educativa y apersonarse de lo que está pasando en cada colegio del municipio. “No voy a pasar por alto las quejas de la comunidad educativa”, concluyó.