El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar continúa sin solucionar la problemática que se registra en la mayor parte de jardines infantiles del país. Soacha no es la excepción y los infantes siguen en las casas, por eso madres y padres de familia del  CDI Yachay y del Jardín Social Sol y Luna decidieron protestar para exigir apertura inmediata de  estos centros de primera infancia.

Diana Castellanos, madre de familia de un menor del jardín Yachay, ubicado en León XIII primer sector,  dijo: «Nosotros queremos respuestas del ICBF del porqué no inician clases nuestros hijos, si nos hemos dado cuenta que hay centros de desarrollo infantil que ya iniciaron labores desde hace 15 días, un ejemplo es el Hogar de  León XIII».

Este viernes en la mañana, madres de familia  se reunieron en las afueras del CDI (Centro de Desarrollo Infantil)  Yachay para pedir respuestas debido a que el jardín  continúa cerrado.  «Hay un acuerdo en este plantel con la caja de compensación de Cafam, nosotras hemos preguntado a esta entidad qué pasa, y  ellos dicen que ya dieron el visto bueno, pero que quienes no han aprobado son los del  Bienestar Familiar, entonces  no entendemos por qué no nos dan una respuesta justificada a las mamitas de 200 niños que estudian aquí;  ellos ya debieron haber entrado hace 20 días», añadió la madre de familia.  

Dicen los habitantes de la comuna tres  que en este momento los celadores son el único personal que ha estado en el CDI Yachay  y que el recinto está totalmente abandonado desde el año pasado, puesto que el pasto está sin podar y no hay aseadores.

Jardín Social Sol y Luna vive la misma situación

Madres y padres de familia del sector de Quintas de la Laguna también se reunieron frente al Jardín Social Sol y Luna  de la comuna dos para protestar porque aún no reciben a sus hijos, situación que ha generado problemas familiares debido a que muchos han dejado de ir a sus trabajos por cuidar a los menores.

“Estamos  finalizando febrero y Bienestar Familiar no nos ha dado ninguna respuesta, hemos llamado a Cafam que es la Caja de Compensación de nuestro jardín, ellos no están enterados de nada porque Bienestar no se ha reportado. Yo tengo una niña y lo que nos dicen es que hay que esperar, incluso el que da información es el vigilante porque no hay nadie más”, dijo Ana Delia Cordón, madre de familia de una menor.

 “Tengan en cuenta que a toda la primera  infancia la tienen limitada, requerimos con urgencia que nos respeten a los niños, que abran los jardines, que pongan personas que nos den información, que no nos sigan tomando del pelo. Yo cuido tres niños de este jardín y estoy muy afectada, entonces pido respeto para la comunidad de Soacha, exigimos que abran los jardines, los niños deben estar en el jardín y no podemos exponerlos”, añadió  Emperatriz Cárdenas, madre cuidadora de 3 menores.

Pero los hombres también se han visto afectados por la negligencia del ICBF. “Soy padre de familia de un niño pero en total somos 300 los que sufrimos la misma situación, siempre han estudiado durante años, pero este 2020 no hemos podido enviarlos porque el jardín sigue cerrado y muchos papás hemos perdido   los trabajos por esta situación”, sostuvo Alexander Rodríguez, rediente en Quintas de la laguna. Por su parte, en las últimas noticias del ICBF se ha comentado que las actividades se están reactivando  de forma paulatina y la entidad espera que en  marzo  se regule la situación para que todos los niños y niñas asistan a sus respectivos jardines.