El grupo animalista Rescates SOS Huellitas, realizó una actividad de cuidado y alimentación a perros callejeros. La jornada se llevó a cabo en Quintanares, al frente de la estación de Transmilenio León XIII.


Rescates SOS Huellitas es una organización que beneficia a cientos de animales, especialmente perros que viven en las calles, sus integrantes no sólo ofrecen comida a los caninos sino también les ayudan en la búsqueda de un nuevo hogar.

“Nosotros amamos los animales, consideramos que actualmente la vida de ellos es pésima, nadie les da una oportunidad, entonces queremos cambiar la situación que están viviendo”, afirmó Ingrid Rodríguez, directora de la organización.

Rescates SOS Huellitas no cuenta con la ayuda de entidades gubernamentales, es por eso que su apoyo es la comunidad y es el medio por donde reciben donaciones de alimentos y medicamentos que contribuyen con la posibilidad de mejorar la calidad de vida que todos esos animales que no tienen un hogar. Durante la jornada, los voluntarios se dividieron por grupos para desplazarse por las diferentes calles y así llevar comida a todos los perros callejeros que había en el sector.

“A mí me gustan mucho los animales pienso que el ser humano los ha maltratado mucho, no ha reconsiderado los beneficios que le da la naturaleza y que todos los seres vivos somos parte de un medio ambiente que debemos cuidar. El ser humano es la persona que dirige el planeta tierra, y no ha recompensado a la naturaleza. Los animales son los que más sufren, entonces con mi aporte quiero ayudar a algunos animales, en este caso los perros. Invito a que se disminuya el maltrato y abandono animal”, expresó Norely Forero una voluntaria que hace parte de Rescates SOS Huellitas hace 5 meses.

Aparte de las donaciones, este grupo animalista recolecta tapas de botellas con el objetivo de venderlas y con el dinero recaudado poder comprar medicamentos veterinarios debido a que son del alto precio, también con esto buscan costear algunas cirugías y tratamientos médicos que los animales necesiten.

Se espera que con lo recolectado se pueda seguir trabajando por los “peluditos” y mejorar su condición de vida con la esperanza de conseguirles un hogar seguro y con amor.