Familiares del joven denunciaron que el jueves de la semana pasada soldados del Ejército le retuvieron la cédula en la estación Terreros, obligándolo a ir al D.M. 52. Han pasado 8 días y sigue en la sede militar.

“A mi sobrino lo trajeron el jueves de la semana pasada desde la Estación Terreros de Transmilenio, yo estaba con él. Le retuvieron la cédula y le dijeron que era solo venir para presentar exámenes y lo dejaban salir. Aquí ya tiene ocho días y nada”, denunció Rosalba Mateus, tía del joven retenido.

Pero no ha sido el único.  Familiares de 12 jóvenes de Bogotá denunciaron que los militares retuvieron sus cédulas hace una semana, obligándolos a ir al Distrito Militar 52, en Usme.

Aseguran que los jóvenes fueron requeridos por soldados en estaciones Transmilenio y dijeron que les retuvieron sus documentos de identidad y obligados a trasladarse al Batallón de Artillería N.13, sede del Distrito Militar 52, para definir su situación militar a pesar de no existir órdenes de citación.

Familiares de los jóvenes aseguran que han sido amenazados por el Ejército de ser enviados a batallones de Guaviare, Meta y Arauca para que paren las denuncias.

La Personería de Bogotá acudió a la sede del batallón a verificar el proceso que realizaba el Ejército. El personero Julián Pinilla Malagón, aseguró que “se garantizó que todas las personas fueran mayores de edad. También que se recibiera la documentación para quienes son objeto de exoneración o de aplazamiento del reclutamiento para prestar servicio militar”.

Finalmente, el Ejército se pronunció y mediante un comunicado aseguró que el proceso de verificación de cada caso fue acompañado por los funcionarios públicos, quienes pudieron corroborar que se adelantaron en debida forma los procedimientos de incorporación, ajustados a la normatividad y lineamientos que se tienen.

Según el Ejército, de los 13 jóvenes, cinco manifestaron su deseo de prestar el servicio militar de forma voluntaria.

Apoyo: Sistema Integrado de Información.