El encuentro se lleva a cabo en Villeta y reune a cerca de 500 jóvenes de diferentes lugares del país, quienes cuentan cómo se han sentido afectados por la violencia y qué han tenido que hacer para superarla a través de la labor con comunidades vulnerables de la región.


Con el lenguaje del arte y la cultura, del afecto y la esperanza, los legionarios de toda Colombia se reúnen en el municipio de Villeta para intercambiar experiencias, vivencias y, sobre todo, compartir su trabajo en favor de las comunidades vulnerables en diferentes partes de Colombia.

Los legionarios son jóvenes que han sido afectados por la violencia, el desplazamiento forzado y otras situaciones que han ido dejando atrás gracias al trabajo social, la integración con la comunidad y el incentivo económico que reciben por parte del Departamento para la Prosperidad Social (DPS), a través de su programa Legión del Afecto.

Estas delegaciones provenientes de Cartagena, Montes de María, Magangué, Medellín, Barrancabermeja, Caquetá, Bogotá, Soacha, Tumaco, Quibdó y Puerto Tejada, entre otras, muestran la diversidad cultural de sus regiones, además de generar un espacio de debate sobre la necesidad de un país en paz y con justicia social.

El programa Legión del Afecto trabaja abriendo opciones y oportunidades a jóvenes en condición de alta vulnerabilidad y con niveles de violencia en 23 regiones y desde hace cerca de tres años ha adelantado acciones en zonas críticas de violencia como Buenaventura, Cartagena y el distrito de Agua Blanca en Cali, experiencias en donde los jóvenes legionarios han llevado un mensaje de optimismo, con expresiones artísticas de pintura, danza, grafitis y comparsas haciendo frente a los generadores de violencia e incluso llegando a integrarlos a su experiencia reconciliadora.

Otra labor misional de la Legión del Afecto es desarrollar actividades lideradas por jóvenes locales que apoyan actividades masivas encaminadas al cuidado de la naturaleza, protección de criaturas del bosque, cuidado de adultos mayores y actividades de integración con niños a través de la lúdica.

El encuentro inició el miércoles y concluye hoy viernes 20 de junio, fueron tres días dedicados a compartir experiencias positivas y exitosas construidas por los mismos jóvenes que hoy son forjadores de paz en sus regiones.

DPS