Una mirada a los hechos ocurridos en Colombia relacionados con la vulneración de los Derechos Humanos durante las últimas tres décadas fue el eje central del foro ‘Reconstruyendo Memoria’, una actividad realizada por el Colectivo Digna con el respaldo del Programa Soacha Joven y la Personería Municipal.


Cabe recordar que Digna es una organización conformada por jóvenes que trabajan a partir de la propuesta de construcción de paz concebida a partir de la visibilización de las víctimas del conflicto armado en Colombia por medio de la promoción de sus Derechos Humanos, que ejecuta su labor con el apoyo de organizaciones como OXFAM de Gran Bretaña y CODHES de Bogotá.

“Hemos invitando a los jóvenes de Soacha para que se integren en el tema de la reconstrucción de memoria, dado que para nosotros es muy importante que se asuma una posición de identidad clara frente al tema de dignidad. Se han planteado cuatro interrogantes; ¿Cómo me siento?, ¿cómo estoy?, ¿soy una víctima? y ¿qué nos indigna?, por medio de los cuales entramos a ser parte de lo que es el ejercicio de reconstrucción para hacer un planteamiento sobre cómo hacer una labor colectiva en pro de la dignidad”, señaló Hover Riascos, Coordinador General de Digna.

A ritmo de Hip Hop varios estudiantes de colegio, miembros de organizaciones sociales y otros muchachos de la comunidad que estuvieron presentes en el foro escucharon canciones que abordaron temáticas muy puntuales acerca del conflicto armado, el desplazamiento, las violaciones a los Derechos Humanos y la indignación que la juventud siente frente a los hechos que a diario suceden en Colombia.

Uno de los temas que se trató en la jornada fue el de ejecuciones extrajudiciales o ‘Falsos Positivos’ ocurridos en Soacha hace poco más de dos años, frente a esto así se refirió Riascos, “es un tema latente en muchos de los asistentes que se ha incluido, sabiendo la situación que se presenta en ese contexto para esta comunidad y que mejor que sean ellos mismos quienes planteen la problemática que se vive frente a esta situación”.

Al respecto John Carmona, uno de los asistentes afirmó, “se debe borrar la palabra ‘víctimas’ para cambiarla por ‘indignación’, porque no queremos sentirnos ‘victimados’, pues ese estatus significa atenernos a ese flagelo sin hacer nada, en cambio al estar indignados se pueden tomar cartas en el asunto a fin de corregir todo lo que nos agobia para reparar el daño que hemos sufrido. Fácilmente se ve que cuando ocurren hechos como una masacre (por ejemplo) se da un despliegue para decir que está pasando eso, pero al otro día se puede casar un famoso o jugar un partido internacional logrando más conciencia y más eco entre la población que la misma realidad nacional”, concluyó Carmona.