Juan Carlos Saldarriaga, el gerente que busca gobernar a Soacha

El tamaño de Soacha exige un cambio trascendental en la forma de gobernar, por eso el alcalde debe ser una persona preparada, capaz de tomar decisiones y con la experiencia administrativa necesaria para convertirse en un gerente que le dé confianza y seguridad a sus habitantes. Este perfil lo cumple Juan Carlos Saldarriaga, quien considera que llegó la hora de gerenciar la ciudad.

Juan Carlos Saldarriaga Gaviria es un líder innato que desde muy joven se inquietó por los temas políticos y sociales, incluso se involucró en procesos comunales que le permitieron conocer la problemática del municipio.

Es abogado de la Universidad Católica de Colombia, especialista en derecho administrativo y Magister  en derecho público de la Universidad Externado de Colombia. Entre su amplia experiencia se destaca la gerencia y representación legal de Add Multiservicios Corporativos,   director de servicios de la Secretaría de Tránsito y Transporte del departamento, concejal del  municipio de Soacha, gerente de la Corporación Social de Cundinamarca y recientemente  Contralor Delegado para  Regalías.

Es un trabajador incansable y un hombre de retos, por eso en los cargos que ha ejercido sus resultados sobrepasan las metas trazadas. Por ejemplo, recibió la  Secretaría de Tránsito y  Transporte con un recaudo de todos sus servicios de 8 mil millones de pesos por año y la entregó con $38 mil millones de ingresos.

Entre 2016 y 2018 ocupó la gerencia de la Corporación Social de Cundinamarca y fue presidente de la junta directiva de la Beneficencia del mismo departamento.

En la Corporación Social logró el saneamiento de las finanzas de la entidad, pasando de un déficit de 5 mil millones de pesos en el año 2015 a recaudar un acumulado de 36 mil millones de pesos hasta el presente año.

En enero de 2016 recibió la entidad con un déficit de $3 mil millones, pero su empeño le permitió que  tan solo diez meses después presentara  una Corporación Social con un superávit de 8.833 millones de pesos.

Lo anterior es sólo una muestra de lo que Juan Carlos Saldarriaga ha hecho en su vida  y por qué ahora habla de un cambio en la forma de gobernar a Soacha, argumentando que la ciudad  requiere un gerente que gestione, organice, lidere  y tome decisiones trascendentales.

La alcaldía, una decisión tomada en consenso

Saldarriaga es un hombre de familia

Saldarriaga aseguró que la decisión de lanzarse como precandidato a la Alcaldía de Soacha fue discutida y acordada con su familia y amigos más cercanos. “Hoy  es una decisión tomada de la mano de Dios, con total conciencia y amor por esta ciudad, y un profundo  compromiso para trabajar 4 años arduamente por el municipio”, dijo.

Durante el lanzamiento de su campaña, realizado el pasado viernes en su sede política  del barrio Lincoln de Soacha, Saldarriaga invitó a miembros de todos los partidos y movimientos políticos  del municipio para hacer  una gran unidad por Soacha. “Este no es el momento de pelear, los múltiples problemas que tiene la ciudad requieren un equipo de alta calidad y ese equipo lo tenemos que construir con la gente de Soacha, con profesionales soachunos”, agregó.

Gerencia especial para la Autopista Sur

“Voy a gerenciar personalmente la Autopista Sur, voy a acabar el trancón que maltrata diariamente a los soachunos, vamos a hacer respetar a los residentes de este municipio porque todos los días vienen pisoteando a esos súper hombres y súper mujeres que se desplazan a trabajar a Bogotá y regresan a sus hogares muy tarde, gastándose 2 o 3 horas en cada recorrido. La Policía y Bogotá no nos van a seguir mangoneando, el Código Nacional de Tránsito establece que el alcalde es autoridad en los perímetros urbanos de vías nacionales,  quiere decir que ese pedacito de 4 Kms de la autopista, el que va a mandar es el Alcalde de Soacha”, aseguró Saldarriaga.

Reactivación económica para el municipio

Propuso incentivos tributarios para las nuevas empresas que se establezcan en el  municipio. “El 2 de enero presentaré un  proyecto al Concejo para que autorice el incentivo tributario y regrese la industria a nuestra ciudad; la gran riqueza del pueblo de Soacha es su gente,  aquí tenemos la mano de obra y vamos a generar espacios atractivos para que la industria llegue  al municipio”.

Aseguró que si los soachunos tienen empleo cerca van a tener más tiempo para su familia.  “Cuando los papás tienen que salir a las 4 o 5 am a trabajar y regresar a las 8 o 9 pm, nuestros hijos están en manos del jíbaro y del delincuente, por eso el primer policía que debemos  recuperar es al papá y la mamá en la casa,  y para eso necesitamos empleo en Soacha”.

Relaciones con Bogotá y la Nación

Si bien dijo que velará por las buenas relaciones con  la capital y el país, aseguró que las manejará con mucho carácter.  “A Soacha no la pueden seguir viendo como el patito feo, aquí va haber un alcalde con la capacidad de tomar decisiones, porque tendrá un equipo soachuno que le duele lo que le pasa a la ciudad  y a sus habitantes; si nos tratan con respeto, trataremos con respeto, si nos piden que ayudemos, ayudaremos, pero si  nos vienen a  pisotear y a pasar por encima de los soachunos, no lo vamos a permitir”, aseveró.

Quienes escucharon a Saldarriaga coincidieron en manifestar que en su discurso reflejó  madurez,   capacidad, sencillez y carácter. Además insistió  en conformar una gran unidad por Soacha, por eso llamó a integrantes de otros movimientos y partidos  para trabajar y sacar adelante la ciudad.

Prometió modernizar la planta de la Alcaldía municipal porque, según él, se quedó pequeña desde hace 15 años.  “Aquí no podemos seguir jugando con las OPS para manosear año a año a la gente para que voten por nosotros;  no podemos seguir jugando con el cupo del colegio ni con el Sisben”.

Saldarriaga sostuvo que conformará un equipo de profesionales soachunos para que se dedique a realizar y presentar proyectos al departamento y la nación con el fin de conseguir recursos y prometió que en su gobierno, aunque no a todos les dirá que sí, predominará el respeto, la decencia,  la amabilidad y la humildad.

“Quiero que tengan un alcalde como soy hoy, por eso pido que le oren a Dios para que siga siendo terrenal,  esa persona querida por todos, porque a mí me dicen que el poder cambia; reitero,  pidámosle a Dios que en el caso de esta familia el poder nos dé más sensibilidad en la piel para ponernos en los zapatos de cada uno de ustedes y poder sentir  las necesidades de nuestra ciudad. Y finalmente quiero decirles que todos estamos aquí por una sencilla razón, porque este corazón late por Soacha”, concluyó.

Aunque Saldarriaga no habló de avales, se dice que en pocos días  presentará el respaldo de varios partidos y movimientos políticos, y que la mayor parte del concejo respaldará su candidatura.

Lo cierto es que la expectativa terminó y hoy Juan Carlos Saldarriaga es precandidato a la Alcaldía del municipio, sumándose oficialmente a los demás aspirantes al primer cargo de la ciudad.

Sobre Periodismo Público 31612 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca