Dice la Fiscalía que los 4 capturados pertenecen a la banda delictiva Los Motoratones, y que una vez hurtaban las motocicletas, pedían rescate de las mismas.

Se trata de Diego Alexander Carrasco Polanco, Andrés Felipe Carrasco Polanco, Luis Eduardo García Hernández y Daniel Felipe Calderón Cortes, quienes serían responsables de cometer extorsiones y hurtos de motocicletas en los municipios de Girardot y Ricaurte (Cundinamarca) y Flandes en el Tolima.

Información obtenida durante la investigación permitió establecer que la organización ilegal, una vez cometidos los hurtos, ubicaba a los dueños de las motocicletas y les exigían pagos que oscilaban entre 750 mil y 1 millón 500 mil pesos, para poder devolverles el vehículo hurtado.

Evidencia recopilada demostraría cómo los indiciados cambiaban las placas y modificaban las características de los elementos robados en talleres especializados, ubicados en Girardot, Ricaurte y Flandes, (Tolima), entre otros.

De acuerdo con los elementos materiales de prueba, los eventos delictivos tuvieron ocurrencia desde noviembre de 2019 hasta la fecha. La Fiscalía estableció que en los municipios mencionados han sido interpuestas 66 denuncias por este tipo de hurtos.

Según las declaraciones, varias víctimas se vieron en la obligación de pagar las extorsiones para poder recuperar lo que ellos consideran, son sus herramientas de trabajo.

Durante las audiencias concentradas, Diego Alexander Carrasco y Andrés Felipe Carrasco, aceptaron los delitos imputados de receptación de automotores y extorsión agravada; lo propio hizo García Hernández frente al delito de extorsión agravada. Por su parte Daniel Felipe Calderón Cortes negó su responsabilidad en los hechos.

Por decisión de la juez de garantías dispuso para todos los implicados la libertad. Esta decisión que fue apelada por la Fiscalía.