Julio fue el mes más caliente en 137 años

El clima continúa marcando récords alarmantes. La Nasa reveló que durante el pasado mes de julio, y en 137 años de registro, la temperatura de la Tierra fue la más elevada.


La alerta coincidió con la de la Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, que detalló que ese mes el planeta estuvo 0,84 grados Celsius más caliente que el promedio global de 1950 a 1980, y un no despreciable 0,1 más que los históricos de julio de 2015.

Según los organismos, además del desvanecimiento de un fuerte fenómeno de El Niño, que produjo un calentamiento natural en ciertos sectores del Pacífico y a su vez elevó las temperaturas globales, el cambio climático está detrás del hito.

En eso coincide Walter Vergara, hasta hace poco líder de la división de Cambio Climático del Banco Interamericano de Desarrollo y hoy investigador del World Resources Institute.

Para el experto, “es irrefutable que se trata de un resultado del cambio climático”, ya que “se agotó la capacidad para mantener la temperatura de la Tierra y todos los modelos vienen advirtiendo de aumentos graduales y constantes, con serias consecuencias para la agricultura tropical y los glaciares”.

Lo anterior, continúa, vuelve “urgente” la reducción de las emisiones y una ruta de cero carbono para las economías. Y es que en esas condiciones la seguridad alimentaria está particularmente en riesgo, dice Julián Ramírez, doctor en cambio climático de la U. de Leeds.

Según el experto, las proyecciones de cambios en productividad agrícola (de un grupo grande de cultivos, incluyendo maíz, trigo, arroz, soya, maní y papa) indican que para 2050 todos los países tropicales sufrirían impactos negativos en la productividad, e incluso habría secuelas en otras naciones templadas como Francia, España, Italia y Estados Unidos. Así las cosas, insiste, “habrá cambios en precios, incrementará la vulnerabilidad y los niveles de hambre, malnutrición y se afectará la estabilidad del sistema alimentario global”.

La salida, afirma Fabio Arjona, director de la ONG Conservación Internacional, está en cumplir los tiempos del acuerdo climático global que 155 países, incluidos China y Estados Unidos, pactaron en diciembre del año pasado.

“Si los principales emisores responden, tendremos otro escenario: una resiliencia planetaria para revertir muchas tendencias, como la que refleja el mes más caliente de la historia”, concluye.

Fuente: ElColombiano.com