Aunque sólo hasta el 25 de noviembre se conocerá la condena, el juzgado 46 Penal de Bogotá con funciones de conocimiento, declaró culpable a Álvaro Cruz por los delitos de concurso con cohecho por dar u ofrecer, interés indebido en la celebración de contratos y cohecho en la modalidad de tentativa.


La condena se hizo efectiva a pesar del preacuerdo que el exgobernador firmó con la Fiscalía para aceptar los delitos imputados y que tienen que ver con el llamado “carrusel de contratos de Bogotá”.

“Él violó los principios de transparencia, selección objetiva, los básicos de moralidad pública en el marco de los escándalos de corrupción más grandes del país como el denominado carrusel de los contratos en Bogotá”, señaló a Caracol radio el fiscal del caso.

Según la Fiscalía, el exgobernador “corrompió con dinero a funcionarios públicos” y puso como ejemplo el pago de 714 millones de pesos a concejales de Bogotá y el intento de soborno al exvicefiscal Jorge Perdomo, para conseguir el archivo de su investigación.

Álvaro Cruz continuará en la cárcel Picota de Bogotá mientras se adelanta la audiencia que definirá los años que tendrá que pasar privado de la libertad.