Gisell Garibello es una artesana soachuna que, exhibe sus productos en el Pasaje Comercial de San Mateo. Actualmente presentó un libro que recopila la historia de Soacha y promocionó el turismo de la mano de los artesanos y emprendedores.

Gisell Garibello, nació en Soacha, sus abuelos se dedicaron a la venta de la almojábanas y garullas, y también fueron artesanos en el municipio. Ella estudió en el colegio Santa Ana donde siempre estuvo conectada con la parte cultural en presentaciones de danzas en el Parque Principal.

Pero al salir del colegio, se dedicó a trabajar y estudiar, dejando de lado el legado de su familia, pero «yo me enamoré de la artesanía en medio de un viaje que realice a Girardot, Cundinamarca, cuando volví a Soacha quería vivir de la artesanía pero me di cuenta que era un campo muy difícil«, recordó la artesana.

Gisell es profesional en administradora de negocios internacionales, desde ese estudio desempeñó trabajos en la Registraduría de Soacha y Enel Codensa «quería vivir nuevas experiencias y me fui a viajar con lo que había trabajado, dos meses en la Guajira me ayudaron a conectar con el arte, la cultura colombiana y querer expresarlo en Soacha», comentó la artesana.

Entre tanto, Garibello llegó a Soacha a exponer sus artesanías frente a la registraduría del municipio de Soacha, duró 3 años en esta parte del municipio, ya luego con el cambio de administración le solicitaron liberar el espacio para ser reubicada en el Pasaje Comercial de San Mateo.

«Yo ya ocupaba más de la mitad de la registraduría con mis productos, entonces el secretario de gobierno y la dirección de espacio público me indicaron que me iban a dar un espacio en el Pasaje Comercial de San Mateo y durante los tres años que estuve cerca a la alcaldía conocí muchos procesos que tenían que ver con el emprendimiento y el turismo en las que me vincule gracias a a programas y cursos que hizo la administración en su momento», dijo Gisell Garibello

En el puesto que ocupa hoy Giselle, se manejan accesorios tejidos en hilo con la técnica de macramé, realiza atrapa sueños, bolsos y correas, también utiliza semillas y piedras semipreciosas. el material de los accesorios son 100% naturales, «yo siempre busco especializarme en las técnicas, por eso mis productos avanzan hacía un mejores composiciones para mejor resistencia y durabilidad» , añadió.

Esta artesana enamorada de Soacha participó en el proyecto «Comparte lo que Somos»; «desde este proceso realizamos capacitación de patrimonio histórico, cultural y artístico a los vendedores informales del Pasaje Comercial de San Mateo, donde encontramos la necesidad de inculcarle a los artesanos el amor por el territorio para que sean multiplicadores de las bondades de Soacha«

Gisell además participó del estimulo de Suarte, en la investigación de los saberes, artes y oficios de Soacha «Aquí se reúne la historia del municipio que data de más de 1.200 años, entonces realicé un trabajo muy juicioso donde recorrí todo el territorio, hice una proceso de entrevistas, como por ejemplo al señor Balaguera de 102 años, que cuenta como era el municipio hace 80 años, también mi abuela recuerda que, las mujeres que amasaban las almojábanas en la tarde cocían en crochet donde ahora es el María Auxiliadora, además tuve la oportunidad de conocer que en el corregimiento 1 se cocía con lana de oveja, por otro lado, añadí temáticas desarrolladas en el libro 400 años que se expuso en la administración de Cabra«, explicó Giselle Garibello, residente de Soacha.

El libro y vídeo de este proceso de investigación que se llama Xuacha toda una historia, busca resaltar la labor artesanal en cada una de sus épocas, fue entregado a la Casa de la Cultura el pasado 15 de diciembre en formato PDF. Giselle piensa en imprimirlo cuando le sea entregado el segundo desembolso de Suarte.

Por otro lado, Garibello dice que para el otro años tiene proyectos importantes que involucran a los artesanos y el turismo del municipio pero «necesitamos que desde la administración nos resalten más y no nos traten como emprendedores para que las convocatorias lleguen a muchos más artesanos, en el censo que realicé tengo 40 personas caracterizados, pero lamentablemente no son recocidas y optan por irse a Bogotá y necesitamos por medio de ellos exaltar los pictogramas y demás temas culturales que nos hacen ser soachunos», anotó la artesana.

Para finalizar, Gisell indica que, es importante tener una Secretaría de Cultura y Turismo, para fortalecer desde un mejor ámbito estos temas que fortalecen la reactivación económica.

Por: Yineth Camila Castillo Guerrero