Con un convenio forjado entre La Alcaldía municipal y la corporación Kairós, se dio inicio al proyecto ‘La Clave soy yo’, que servirá para que jóvenes consumidores de alucinógenos sean atendidos y reciban un acompañamiento social y atención médica para que así obtengan una mejor calidad de vida y no vuelvan a caer en las drogas.


Desde esta semana y hasta el 31 de diciembre, 25 jóvenes consumidores de SPA (Sustancias Psicoactivas) que han sido previamente convocados, podrán disfrutar de una serie de servicios que gracias a una alianza entre la Corporación Kairós y la Alcaldía municipal, se prestarán íntegramente con el propósito de favorecer su rehabilitación y prevenir que caigan nuevamente en este flagelo. Además estos jóvenes, que son conscientes de su problemática, realizarán actividades en las que se promueva el buen uso del tiempo libre:

“Los chicos vienen teniendo un proceso con nosotros desde hace un año, la estrategia que realiza el programa Soacha Joven es ir a los colegios con nuestros técnicos a desarrollar talleres de prevención con los jóvenes, ellos llegan a un taller de apoyo psicoterapéutico que se ha venido realizando durante todo este año, y de ahí se seleccionan los 25 jóvenes que han sido más constantes durante el desarrollo del proceso para que entren a formar parte inicialmente de este convenio”, explicó Silvana González, psicóloga perteneciente al programa Soacha Joven, que es una de las dependencias que contribuye en la puesta en marcha de esta dinámica.

“Son talleres programados en los que se tendrá intervención psicológica y social, además de que podrán ejercitarse en un gimnasio con el cual ya tenemos establecido un contrato. Este gimnasio está ubicado en la Carrera 6 con calle 13 y se podrá utilizar cada tercer día por parte de las personas beneficiadas de este proyecto”, explicó Jaime Carvajal, Director Terapéutico del hogar, quien además explicó que cualquier joven que tenga un rango de edad entre los 14 y 26 años, podrá acceder a estos servicios.

Vale la pena resaltar que esta iniciativa está dirigida a la población de todas las comunas, y que los beneficiarios podrán recibir almuerzos y refrigerios durante su estancia en el programa. Así mismo, Carvajal manifestó que si bien los jóvenes que recibirán este tipo de ayudas son en su mayoría estudiantes, hay otros que se encuentran en estado de desecolarización, razón por la que se está trabajando de la mano con la Secretaría de Educación para que se reintegren a sus actividades académicas.

“Mi intención es ser una mejor persona y dejar las drogas porque son malas, hay gente que consume y comienzan a perder a su familia, aunque yo antes de perder a mi familia quise rehabilitarme, pero esta vez deseo seguir estudiando y que me den una oportunidad, por lo que el convenio me parece bueno para que los jóvenes que consumen drogas se regeneren”, afirmó Juan Pablo, un adolescente que será beneficiado con este convenio.

“Tenemos la esperanza de poder salir de las drogas y que así no nos sigan señalando, porque por ejemplo, yo sé que cometí muchos errores, pero los quiero corregir y por eso estoy aquí”, manifestó Steven, otro de los jóvenes que se hará acreedor a este proyecto.