A la crisis que traía el sistema por la baja movilización de pasajeros debido a la pandemia, se suman los más de 20 mil millones que ahora debe sacar para reparar los daños causados durante las protestas.

La empresa reveló que se necesitan $1,4 billones para mantener rodando Transmilenio, de lo contrario su operación se verá seriamente amenazada.

Inicialmente fue el impacto económico de la pandemia el que golpeó al sistema, incluso fue necesario que el Concejo de Bogotá aprobara recursos para disminuir el déficit y mantener la operación.

Antes de la pandemia el sistema movilizaba 4 millones de personas al día en sus tres componentes (troncal, zonal y cable), pero ahora ni siquiera se llega a la mitad porque el coronavirus obligó a cambiar muchos comportamientos: el teletrabajo, el desempleo, el aumento en el uso de la bicicleta y la virtualidad de colegios y universidades, entre otras.}

De acuerdo a cifras del Ministerio de Trabajo, sólo en Bogotá hay 56 mil personas en teletrabajo, que automáticamente se le quitan al sistema diariamente, más 1 millón de desempleados que dejó la pandemia en el país, de los cuales alrededor del 20% residen en la capital.

De acuerdo a Transmilenio, de los cuatro millones de validaciones diarias que se hacían antes de la pandemia entre Bogotá y Soacha, ahora solo se hacen dos millones. Acá los ingresos por pasajes se redujeron a la mitad.   

Y como si fuera poco, lo que comunicó Transmilenio es que al déficit que trae la empresa, ahora hay que sumarle los más de 20 mil millones de pesos que se deben desembolsar para reparar estaciones, portales y reponer los buses dañados por el vandalismo durante las manifestaciones.

Puede ver: Contraloría revela cifras sobre daños al sistema Transmilenio durante protestas