Y como si fuera poco, en plena cuarentena las autoridades encontraron 2 fiestas clandestinas en la localidad de Engativá.

Según las autoridades, las 583 multas se impusieron a personas que generaban aglomeraciones, incumplieron con la restricción de movilidad por reapertura de establecimientos comerciales sin requisitos legales y por vender bebidas alcohólicas.

En materia de movilidad, se redujo en un 55% el uso del sistema de TransMilenio en comparación con la semana anterior, y la música a todo volumen y las borracheras de los que integraban las reuniones llamaron la atención de los vecinos, que dieron aviso a las autoridades.

Una de las fiestas clandestinas se descubrió en el barrio ‘La Clarita’; allí encontraron a 17 personas en una reunión bebiendo licor y departiendo sin las debidas normas de bioseguridad, y la otra se halló en el barrio ‘Santa Rosita’. En ambas celebraciones se impuso el debido comparendo que supera el millón de pesos, como lo evidencia el decreto 135 del 5 de abril del 2021.

Así mismo se suspendió la actividad económica de forma temporal a 4 locales comerciales en las localidades de Engativá, Antonio Nariño y Tunjuelito, además 136 establecimientos fueron cerrados de forma voluntaria.

Tanto Policía, Ejército como funcionarios de las alcaldías locales hicieron 880 operativos de inspección y control en las 20 localidades, junto a Secretaría de Salud y Secretaría de Gobierno.

Finalmente, el secretario de gobierno, Luis Ernesto Gómez, dijo: “Agradecemos enormemente a los bogotanos su compromiso con el cuidado colectivo. En los distintos puestos de control encontramos mayoritariamente ciudadanos que se desplazaban para trabajar prestando servicios esenciales. Por favor sigamos cuidándonos, solo así podemos superar este tercer pico en la capital”.

Fuente: Sistema Integrado de Información