Luego de la denuncia de una biciusuaria que fue robada y abusada en el norte de Bogotá, la Policía llegó a la guarida de ladrones venezolanos que violaban mujeres y robaban personas. Se encontraron evidencias.

Todo partió de la denuncia de una biciusuaria que el pasado 20 de abril fue robada y abusada cerca de la autopista Norte con calle 245 de Bogotá. La mujer denunció y le mostró a la policía en dónde sucedieron los hechos.

La policía atendió la denuncia y llegó al matorral, cerca del peaje Andes, y a unos 80 metros de la autopista Norte. Los uniformados encontraron evidencias de las fechorías que los delincuentes han cometido; entre otras cosas hallaron cambuches, prendas de vestir de mujeres, tenis, maletines, tapabocas, botellas de plástico y hasta documentos de identidad de las víctimas.

Pero la mujer que denunció no ha sido la única víctima. Varias personas empezaron a contar lo que les ha pasado, justo en el mismo punto, y cómo operan los delincuentes, quienes se fijan en biciusuarios y peatones para obligarlos a internarse en el matorral y despojarlos de sus pertenencias.

Aunque aún no hay capturados, la policía les sigue el rastro a estos delincuentes que han robado a varias personas y violado mujeres en el norte de Bogotá.

Foto: captura Noticias Caracol