La historia detrás del salón comunal del barrio Santa Ana

En 1969 nace en la comuna uno de Soacha el barrio Santa Ana, en terrenos de lo que era la hacienda que lleva el mismo nombre. Tiempo después se nombró la Junta de Acción Comunal, la primera conformada en el sur del municipio, la cual ha venido gestionando obras de desarrollo para el sector, como el salón comunal, un espacio que tiene su propia historia.


salón-comunal-santa-ana-soacha
salón-comunal-santa-ana-soacha

La Junta de Acción Comunal del barrio Santa Ana de Soacha es una organización que ha venido trabajando con los habitantes del sector para lograr obras como pavimentación, la instalación de los servicios públicos y específicamente la construcción del salón comunal, gracias además al apoyo e intervención de agentes externos e internos de la comunidad donde se buscaron recursos para hacer realidad una construcción que se prolongó durante 8 años.

En un principio y antes de que se generaran permisos urbanísticos de infraestructura en el municipio de Soacha, existían varias haciendas que decoraban el paisaje con hectáreas verdes distribuidas entre pastos y árboles; una de ellas fue la reconocida Hacienda Santa Ana, sectorizándose durante el paso del tiempo en 11 barrios bautizados con diversos nombres y apodados inicialmente como Santa Ana; todo esto gracias a la donación de algunos terrenos al municipio.

Esta es la historia del barrio que apenas hace 2 años fue legalizado, recibiendo el nombre de Santa Ana; allí se le adjudicó a la Junta de Acción Comunal un lote para la construcción de un salón comunal y que a la fecha se encuentra en proceso de adecuación, con el apoyo e intervención de la Fundación Social, gracias al programa de fortalecimiento a organizaciones sociales.

Las adecuaciones planificadas y ejecutadas corresponden al techo, pisos y enchapes donados por un convenio entre la Fundación Social y Alfagres S.A, junto con los baños que se hicieron gracias a la obra voluntaria de la comunidad.

La obra se ha ejecutado por el apoyo de la Fundación Social como organización sin ánimo de lucro y debido a la iniciativa de la misma comunidad, que ha aprovechado el espacio para la organización de eventos de integración familiar, madres gestantes, adultos mayores y niños que asisten a grupos de danzas, e incluso a la preparación de comida comunitaria para la generación de recursos que se invierten en el mismo salón.

“Ha sido un proceso largo, pero hoy es una realidad. Hay que recordar que esta es la primera junta de acción comunal de la comuna uno porque el barrio nace en el año 1969 y cuenta con alrededor de 300 casas construidas”, sostuvo Laureano Chingate, presidente de la JAC de Santa Ana.

Los vecinos del sector, debido a su inclinación católica, reclamaban un sitio para acudir a las eucaristías porque debían ir hasta las iglesias ubicadas en los barrios Némesis y Compartir. “Aunque no hay capilla, por petición de las personas la eucaristía se ha venido realizando en el salón comunal desde hace un año y medio”, agregó el presidente.

La comunidad se siente a gusto al tener un espacio destinado a la organización de eventos sociales; “es un escenario amplio que contará con un diseño estético e importante para garantizar el alquiler del inmueble; la idea es recaudar fondos que sean destinados a la integración social, asambleas de socialización y oportunidades de obtención de recursos para la misma comunidad”, finalizó un habitante del sector.

cargando...