Los constantes hurtos y atracos de los que son víctimas los estudiantes de las instituciones educativas públicas y privadas de Soacha, son una problemática que preocupa tanto a los padres de familia como a los docentes y directivos de los colegios, dada la presencia de delincuentes y expendedores de droga que andan en busca de los escolares.


Esta es una situación que afecta a la mayoría de colegios públicos y privados del municipio, sobre todo a la hora de la salida de los estudiantes, cuando más expuestos quedan ellos a las acciones de los delincuentes. En este caso particular se hablará de lo que pasa en la comuna dos, donde instituciones como el Colegio Bolívar, la Institución Educativa Integrado de Soacha, la Institución Educativa General Santander y el Colegio Santa Ana, entre otros, a diario se las tienen que arreglar para ver cómo pueden evitar que los niños y los adolescentes sean víctimas de la delincuencia.

Justamente, es en el colegio Santa Ana donde en los últimos días se han conocido casos en los que los estudiantes han sido robados por inescrupulosos, que al verlos indefensos aprovechan para quitarles sus pertenencias e intimidarlos. Sin embargo, el problema no es sólo que los niños y adolescentes de esta y otras instituciones sean víctimas de robos, sino que detrás de ello se puedan dar otros hechos más graves, como reclutamiento forzoso y abuso de menores:

“Hace tres días robaron a un niño en la esquina del colegio, le quitaron el dinero del transporte y él regresó muy asustado acá. Afortunadamente no le robaron el celular y un representante del colegio lo acompañó a coger transporte. También ha habido otros casos de robo al frente del colegio y en las esquinas. En ese caso, lo que hemos hecho como institución fue radicar una carta en el mes de abril a la Policía, solicitando la presencia de ellos aquí al frente del colegio a la hora de la salida, y una requisa a los estudiantes para prevenir el porte de armas y sustancias que no corresponden al lugar donde están”, explicó Katherine Moreno, Asesora académica y de formación del Colegio Santa Ana.

Moreno señaló que la carta se radicó el 6 de mayo, pero que al día de hoy no se ha recibido una respuesta positiva frente a esto. Incluso, dijo que un docente se dirigió al Comando de Policía en Quintanares en el mes de junio, pero que la respuesta fue que no se tenía personal suficiente para cubrir toda la necesidad, y que había un cronograma por comunas para realizar intervenciones en las instituciones educativas, por lo que aproximadamente para octubre próximo se llegaría al centro de Soacha, que es donde está ubicado el colegio.

“A mi hijo le ocurrió un caso el martes de la semana pasada. Él iba con un compañero después de salir de la clase de música del colegio. Bajó por la vía Indumil, pasó el caño, y llegando a la estación de servicio, los abordó un tipo armado que los obligó a irse con él. Este sujeto los hizo cruzar la Autopista, más allá subiendo El Altico y los atracó. Realmente la preocupación no es solamente los casos de inseguridad, sino que la intención inicial de este hombre no era robar a los niños. Él decidió robarlos aproximadamente una hora después de que los abordó, porque yo llamé al niño y él optó por robarles los celulares, porque los había retirado bastante del colegio”, expresó Jenny Marcela Gallego, madre de familia.

Gallego manifestó que lo que inquieta a varios padres de familia, es que no se sabe qué intenciones tengan las personas que frecuentan los colegios para robar, pues no hay manera de saber si buscan reclutar a los muchachos, sin son violadores, o si pertenecen a una banda delincuencial.

Alumnos de todos los grados han tenido que padecer por la presencia de los delincuentes. En algunos casos ellos han sido abordados por estas personas en más de una ocasión, por lo cual la preocupación y la angustia de los padres de familia es más grande, teniendo en cuenta además que la presencia de la Policía es escasa, o se queda corta ante los requerimientos que por esta misma índole hay en otros colegios del municipio:

“Mis hijos han sido víctimas de la inseguridad, a la salida los han seguido y ya llegando a la Autopista los han atracado. Les han robado lo del transporte y les han pedido el celular. Supe del caso de un niño que acá en la esquina también fue atracado. El niño se devolvió al colegio asustado porque le robaron lo del transporte y el celular. En mi caso, yo vengo y traigo a mis hijos, igualmente vengo y los recojo, así me ha tocado. Pero cuando no puedo me toca decirles que salgan en grupo, por lo menos mientras llegan a la Autopista y cogen transporte. Sin embargo, el problema es que no pueden ser sólo ladrones e inseguridad, pueden pasar otras cosas peores”, agregó Fanny Cruz, madre de familia.

“El colegio está muy afectado con relación al problema de inseguridad que tenemos en la institución, hemos tenido alumnos que a las afueras del colegio los han atracando constantemente. Nos ha tocado muchas veces acompañar a los muchachos a su casa, o pedirle a los acudientes que se acerquen para que los acompañen y no los atraquen. También hemos tenido problemas de pandillismo fuera de la institución, que generan delincuencia dentro del plantel, porque son jóvenes que chocan con estudiantes de otros colegios, y ellos son los que generan el núcleo de violencia e inseguridad dentro de la zona”, aseguró Julián Velásquez, profesor del Colegio Santa Ana.

Velásquez recordó que por parte del colegio se llamó a la Policía de Infancia y Adolescencia, y se radicó una carta en febrero solicitando acompañamiento, la cual hasta el momento no ha tenido respuesta, de acuerdo a lo que informó. Dijo Velásquez, que él mismo se acercó hasta el Comando de Policía, donde le dijeron que en el cronograma de intervención venían desde Compartir, y que para intervenir en el colegio habría que esperar hasta que los uniformados llegaran allá, según lo estipulado en ese mismo cronograma.

Responde la Policía:

El Teniente Coronel Gustavo Berdugo, Comandante del Distrito Especial de Policía Soacha, se refirió a la situación que se presenta en los colegios, hablando de las acciones que en general se vienen realizando en las instituciones para mitigar el acoso de la delincuencia. De acuerdo a lo anterior, el uniformado señaló que:

1. La Policía Nacional viene haciendo un trabajo importante articulado con la Administración Municipal, en el que se han venido generando varias estrategias. Dentro de esas estrategias, está el trabajo de prevención y educación ciudadana, que son campañas que se realizan al interior de las instituciones educativas del municipio, en las seis comunas y los dos corregimientos. En la parte de prevención y educación se están haciendo las diferentes capacitaciones a los niños, dándoles conferencias y charlas para el no consumo y el abuso de las drogas.

2. También se están haciendo unos acompañamientos con el personal de Infancia y Adolescencia, para hacer intervenciones en aquellos colegios en los que se tenga información sobre el ingreso de estupefacientes o el consumo en su interior. Se ha coordinado con diferentes instituciones, se han hecho planes de requisas y verificación de la información que es suministrada por los mismos directivos de los planteles.

3. También se ha realizado un trabajo investigativo, con base en la información que hay sobre infracciones penales. Se inician las investigaciones en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, para identificar y capturar a aquellas personas que están expendiendo estupefacientes y afectando a los niños en los colegios. Esta es una labor de verificación y seguimiento en aquellos puntos donde hay expendio, o con aquellas personas que están entregando droga a los menores de edad.

4. Las videocámaras de vigilancia son una alternativa que se tiene para identificar el momento en el que se presenta el delito. Si los colegios tienen cámaras privadas, estas se pueden enlazar con el aplicativo SuApp, con el fin de ser vinculadas a la plataforma de la Policía Nacional, para que se tenga control, seguimiento y monitoreo, y se recauden evidencias para judicializar a los delincuentes.

5. El Plan Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, también está haciendo acompañamiento a la entrada de las instituciones, realizando requisas.

“A veces nos quedamos muy cortos debido a que en estas requisas encontramos dosis muy pequeñas de estupefacientes, las cuales no nos permiten judicializar a estas personas. Pero de todos modos seguimos trabajando y evitando que en estos sitios se expenda droga. Es un trabajo que nos ha permitido tener una gran reducción en todos los delitos de impacto social en el municipio. Respecto al Colegio Santa Ana, es importante recordar esa solicitud que nos hicieron, debido a la cantidad de requerimientos que hay. La Policía de Infancia y Adolescencia es un grupo pequeño y son muchísimas las instituciones educativas que hay en Soacha. Nosotros quisiéramos atender de manera inmediata estos requerimientos, pero hay un cronograma que se está siguiendo para hacer esas intervenciones. No obstante, el hecho de recordar esta solicitud nos permite revisar y darle prioridad, para hacer las intervenciones respectivas en el colegio, coordinando con los directivos de la institución. Podemos programar una visita, de tal manera que en el menor tiempo posible podamos hacer esta acción en este colegio”, resaltó el Coronel Berdugo.

El Comandante de la Policía de Soacha recordó que con el fin de tener un contacto más directo con la Policía, está habilitado el correo: soachaseguro@hotmail.com. En este correo se puede enviar la información correspondiente a problemáticas como esta, para que la Policía la reciba, la evalúe y haga las intervenciones que sean necesarias, en aras de atender los requerimientos que hace la comunidad.