Ante las alarmantes cifras de inseguridad que azotan al municipio de Soacha, especialmente en materia de hurto callejero, raponeo, atraco, consumo y venta de sustancias alucinógenas, en el Consejo de Seguridad de ayer se adoptaron varias medias para enfrentar de manera urgente el actuar de la delincuencia.


cronograma.jpg

Una de las herramientas de las que, tanto la alcaldía como la Policía y demás autoridades piensan valerse, es del compromiso ciudadano a través de la reactivación del programa ‘Promotores de seguridad’.

Las autoridades en pleno reconocen que la inseguridad es un problema que se les ha venido saliendo de las manos y la primera estrategia es ‘echar mano de la comunidad’. Por este motivo se decidió convocar a una charla constructiva abierta para el día sábado 19 de mayo en el teatro del colegio María Auxiliadora a partir de las 2 pm, a la que podrán asistir los miembros de las JAC, líderes comunales, cívicos, ediles, concejales, el habitante de a pie y el gobierno en pleno para escuchar de primera mano todo ese conglomerado de quejas y ser escuchadas directamente por el alcalde, la Policía y los organismos de inteligencia del Estado.

“Hoy encontramos que se han incrementado delitos como el hurto callejero, el raponeo, el atraco, y el consumo y venta de sustancias alucinógenas, y que los menores de edad siguen delinquiendo. Mientras ponemos a andar nuestro plan de desarrollo, nuestros programas propios, va a pasar un tiempo y Soacha necesita medidas urgentes; por lo tanto, asumimos nuestra responsabilidad, ponemos la cara al municipio y tomamos esa decisión adelantada para que la comunidad sepa qué acciones vamos a ejecutar, entre otras, la instalación de las cámaras de video y el incremento del pie de fuerza y de algunos elementos como motocicletas”, explicó el alcalde Juan Carlos Nemocón.

Para el Coronel Alejandro Murillo, comandante del Distrito de Policía Soacha, es necesario recuperar los programas de participación comunitaria en relación a la seguridad, por eso se tomó la decisión de retomar el programa de los promotores de seguridad, equipando a sus integrantes con el conocimiento por parte de la Policía Nacional, a través de capacitaciones y medios de comunicación directos para una mayor reacción, cobertura y participación efectiva. “Soacha tiene una problemática grave, donde los picos como el atraco callejero, consumo y venta de droga han llegado a unos topes muy altos, por eso es necesario integrar el trinomio perfecto para la seguridad:
Administración Municipal, Policía Nacional y comunidad con el fin de enfrentar estos problemas”, indicó.

El coronel Murillo asumió la responsabilidad de la inseguridad en el municipio, por tal razón reconoció que son las autoridades las que tienen la obligación constitucional de enfrentar el problema y buscar la solución. “Si estas decisiones que tomamos no dan solución, pues están las diferentes instancias superiores, pero no podemos acudir a ellas sin antes haber tomado las decisiones del caso, escuchado a la comunidad y construido -entre todos-una estrategia real contra la delincuencia”, replicó el coronel.

El análisis criminológico que se analizó en el consejo de seguridad, mostró que el 80% de los delitos son cometidos por menores de edad, delitos inclusive como el homicidio donde, por citar un ejemplo ocurrido recientemente en el municipio, el principal sicario es un joven de 14 años. “Por eso tenemos que acudir a los padres de familia, hay que recuperar el ejercicio de la autoridad paternal y de los padres sobre estos jóvenes, porque el problema es de todos”, aseveró.

El alto oficial también habló de los resultados del toque de queda que opera los fines de semana en el municipio de Soacha y dijo que en los operativos se ha presentado un gran problema cuando se va a restituir el derecho de los jóvenes retenidos, porque en un gran porcentaje los padres no acuden al llamado y las autoridades necesariamente tienen que enviar a los menores a hogares de paso del Bienestar Familiar.

Ahora el expendio y consumo de licor es hasta las 10 pm

Dentro del paquete de medidas que las autoridades tomaron, se incluye la expedición del decreto 103 de 2012, ‘Por el cual se adoptan medidas de policía para garantizar la seguridad y convivencia ciudadana, y la protección de los derechos y libertades públicas en el municipio de Soacha’.

Para el secretario de gobierno del municipio, Óscar Rodríguez, las estadísticas en cuanto a riñas y lesiones personales se han disparado en el perímetro de Soacha, y es responsabilidad de las autoridades afrontar esta realidad. “Es por esto que hemos visto dentro de los estudios criminológicos que es en las tiendas de barrio donde más se dan este tipo de tipologías delincuenciales, es por esto que hacemos un llamado al comercio para que nos colabore y esté atento a la medida que comienza a regir inmediatamente”.

El artículo primero del mencionado decreto es claro:

“La actividad de expendio y consumo de licores y bebidas embriagantes por parte de almacenes de grandes superficies comerciales, supermercados, licoreras, cigarrerías, salsamentarías, confiterías, fruterías, panaderías y tiendas de barrio, solo podrá realizarse en el horario comprendido entre las 10 am y las 10 pm del mismo días en la totalidad del territorio del municipio de Soacha. Entre las 10 pm y las 10 am del día siguiente, queda prohibido el expendio y consumo de bebidas embriagantes en los establecimientos citados”.

Así las cosas, para el titular de gobierno, “sencillo es entender que con estas medidas y la solidaridad de la ciudadanía, perfectamente podemos rebajar esos índices de riñas que desafortunadamente se presentan en Soacha”.