Es común ver a los uniformados regulando el tránsito, dando paso en las vías o hasta sacando comparendos cuando los conductores infringen las normas. Es quizá la labor más visible de estas personas que la vida los llevó a portar un uniforme y estar por las vías pendientes de los ciudadanos de bien.


Sin embargo hay una labor que hacen constantemente gracias a su formación y espíritu solidario, así muchas veces se afirme lo contrario. Todo policía lleva por dentro el don del servicio social, apoyo y ayuda a quienes lo solicitan.

Un caso evidente ocurrió recientemente en la vía al Salto del Tequendama cuando el Intendente Eider Aricapa, comandante del grupo de tránsito de Soacha y algunos de sus hombres se desplazaban a atender un accidente.

”En el momento que se fue a atender el accidente fui informado de que en una de las casas aledañas había unos niños en estado de abandono; se coordinó con el ICBF, se hizo el acompañamiento y se verificó la situación. Efectivamente los niños se encontraban solos, ya que de acuerdo a información de vecinos la mamá tiene problemas con el alcohol y constantemente deja a los menores abandonados. Sin embargo al momento de la visita la señora estaba ahí y lo que manifiesta es la necesidad de trabajar, por eso tiene que dejarlos solos”, expresó el uniformado.

Resultado de la visita se programó con el Bienestar Familiar una serie de citas con psicólogos y trabajo social para ser atendidos, y quedó la posibilidad de incluirlos en algún tipo de programas de ayuda; un familiar se comprometió para que en el momento que la señora madre tenga que salir, cuide a los menores.

A pesar de que los agentes del municipio y de la Policía de tránsito de Cundinamarca llevaban la consigan de atender el accidente, su espíritu solidario les permitió acudir también a prestar un servicio social, en este caso a unos niños desprotegidos.

Cuentan los agentes que la comunidad acude constantemente a ellos, sobre todo en la vía, y que su formación les permite además involucrarse en campañas cívicas y de ayuda, y que casos como el descrito, también son prioridad para los uniformados.

ninos-1.jpg

Video suministrado por La Policía de Tránsito