Wilder Enrique Moreno Hernández fue elegido de forma transitoria como alcalde del Municipio de La Palma, Cundinamarca, luego de que, el pasado 23 de junio, el exalcalde Jhon Jairo Pulido fuera capturado por presuntas irregularidades en un contrato en el marco de la emergencia por el COVID-19.

En las últimas horas, Nicolás García, gobernador de Cundinamarca, designo de forma transitoria como alcalde encargado del municipio de La Palma a Wilder Enrique Moreno Hernández, quien actualmente se desempeña en el cargo de subgerente de Cultura del Instituto Departamental de Cultura y Turismo de Cundinamarca (Idecut),

El nombramiento se da luego de que el Juzgado Primero Promiscuo Municipal, con función de control de garantías, le ordenara medida de aseguramiento contra John Jairo Pulido Pulgarín, alcalde electo para el período 2020-2023, quien es investigado por presuntas irregularidades en un contrato realizado en el marco de la emergencia por el COVID-19.

Gracias al material recopilado, la Unidad de Administración Pública de la Seccional Cundinamarca, junto a la Dirección Anticorrupción de la Fiscalía, le imputó al exalcalde y a otro funcionario de la alcaldía los delitos de contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, interés indebido en la celebración de contratos, peculado en la modalidad de tentativa y falsedad ideológica en documento público.

Según el ente acusador, el contrato para la entrega de mercados por la emergencia del COVID-19 era por un valor de $65 millones, en el que presuntamente se facturaron productos a precios mucho más altos a los que se consiguen.

A su vez, se evidenció que el exalcalde y el contratista no habrían documentado el cómo, cuándo, dónde ni a quiénes se entregarían estas ayudas, que incluía además kits de aseo y seguridad personal, supuestamente destinados a personas afectadas por la emergencia sanitaria en ese municipio. La Procuraduría ya tenía la lupa puesta sobre este municipio, debido a que no fue el único señalado de estar cometiendo actos de corrupción. En Cundinamarca, se investiga contratos de los municipios de Chía, Guaduas y Tabio.

Fuente: ElEspectador.com