«Todo está listo para construir las dos ciudadelas educativas en las comunas cuatro y seis del municipio de Soacha: terrenos, diseños y los 16 mil millones de pesos que aporta el gobierno a través del Ministerio de Educación y FONADE. Lo único que falta es la aprobación del proyecto de acuerdo No. 27 por parte del concejo municipal, que a propósito se pasa por cuarta vez»; éstas fueron las palabras del alcalde Ernesto Martínez en entrevista exclusiva con www.periodismopublico.com.


paz-2.jpg
Según el alcalde Ernesto Martínez no hay razón para que el concejo haya devuelto tres veces el proyecto de acuerdo No. 27 «Por medio del cual se modifica el artículo 22 del Acuerdo No. 23 de 2005 o Estatuto Orgánico de Presupuesto del Municipio de Soacha, modificado por el artículo 1o. del Acuerdo 29 de 2008», en donde se busca, entre otras cosas, que el concejo apruebe vigencias futuras excepcionales para que el municipio pueda comprometer parte de los recursos girados por la nación, destinados al funcionamiento de las ciudadelas durante los doce años de concesión.

Para el ejecutivo la situación es grave porque si el concejo insiste en devolver el proyecto, argumentando que al concesionar se privatiza la educación, el municipio perdería una oportunidad única de tener dos megacolegios, dirigidos a estudiantes de los estratos màs pobres de la ciudad.

«No entiendo por qué un sector del concejo dice que al dar las ciudadelas en concesión sería el comienzo de la privatización de la educación en Soacha. Es falso desde todo punto de vista porque están concebidas para que nadie pague un sólo peso; es un proyecto del Ministerio de Educación que así está estructurado y nosotros no lo podemos modificar. Además la licitación es abierta, los mismos colegios de Soacha pueden participar y no hay posibilidad de rentabilidad para quien las maneje porque el concesionario debe estar constituido como entidad sin ánimo de lucro y el costo por estudiante es el mismo que transfiere el Ministerio», explicó el alcalde Martínez.

El burgomaestre municipal aspira a que esta vez la Comisión primera tenga una actitud diferente y que el proyecto pase a plenaria para su discusión y aprobación, ya que la Ministra Cecilia María Vélez dió 15 días más de plazo para que el concejo apruebe el proyecto y los resursos se queden en Soacha.

Hay que recordar que el alcalde Ernesto Martínez presentó por primera vez el proyecto el pasado 21 de abril, posteriormente lo puso a cosideración en la sesiones extraordinarias convocadas en la primera semana de mayo, y por tercera vez lo hizo en el segundo periodo ordinario que comenzó el primero de junio y que concluyó el pasado 31 de julio. Las tres veces ha sido devuelto pero nuevamente lo presenta en las sesiones extraordinarias convocadas en este mes de agosto.

Desde que el proyecto de acuerdo se presentó, las dos posiciones del concejo se radicalizaron aún mas. Los diez de la oposición argumentan básicamente dos aspectos para no aprobarlo: que no se den en concesión y que se revise el tema de la responsabilidad de los urbanizadores, quienes por ley están obligados a dejar zonas de sesión y construir colegios, salones comunales y centros de salud.

Por el contrario los nueve concejales que respaldan la gestión del alcalde apoyan abiertamente la construcción de dichas ciudadelas porque el proyecto está concebido para ofrecer educación de calidad a los niños y niñas de las zonas más pobres de la ciudad. Argumentan que es una oportunidad única ya que la plata es desembolsada por la nación, a través de FONADE y el Ministerio de Educación, y que SOACHA contaría con dos infraestructuras imposibles de hacer con recursos propios. En lo relacionado con la responsabilidad de los urbanizadores consideran que es un pretexto porque son dos cosas distintas; «el hecho de construir las ciudadelas no le quita responsabilidad a los urbanizadores, lo que hay es que exigir que la ley se cumpla para que los constructores le cumplan al municipio, pero una cosa no tiene que ver con la otra», ha dicho insistentemente la concejala Nohora Evelia Escobar.

Los argumentos están expuestos y la opinión pública tendrá la posibilidad de hacer seguimiento al desarrollo de este tema, teniendo en cuenta que periodismopúblico.com ha publicado los puntos de vista expuestos tanto por los concejales que defienden como los que cuestionan el proyecto. Las sesiones extraordinarias serán cruciales para conocer la decisión del concejo, y la comunidad educativa del municipio tiene la posibilidad de seguir de cerca los diferentes debates para conocer la suerte de las dos ciudadelas educativas.