La localidad de San Cristóbal lanza una propuesta pedagógica para minimizar los actos violentos de las llamadas «barras bravas».


Las madres del fútbol es una propuesta para el mejoramiento de la convivencia familiar de los núcleos familiares de los jóvenes que hacen parte de las barras futboleras de la Localidad de San Cristóbal.
A través de estas capacitaciones se busca que las madres sepan cómo guiar a sus hijos en torno a la problemática que hoy en día atañe a los conflictos entre hinchas de los equipos de futbol, además porque esta problemática social afecta directamente a las familias de estos jóvenes. Se busca además disminuir las cifras de violencia en la localidad y en la ciudad en torno a este deporte por parte de sus seguidores.

Otro aspecto fundamental tiene que ver con el conocimiento del Código de Policía, determinar que los jóvenes tienen un compromiso social y saber que hay conductas punibles que afectan la convivencia y medios alternativos para la solución de conflictos. Los esfuerzos también buscan que los habitantes de la localidad y en especial las madres y los jóvenes barristas estén al día sobre la ley de infancia y el menor infractor y, por último, una intervención sobre la ley de Seguridad y Convivencia en el Fútbol.

Este proceso va encaminado a fortalecer las familias de las barras futboleras, para propender por una sana convivencia enmarcada en un espacio de tolerancia y respeto por la diferencia de los demás.
Fuera de la capacitación pedagógica de estas madres, se apoyarán dos organizaciones productivas con capital semilla de estas mujeres, desarrollando habilidades sociales y destrezas laborales, superando las condiciones de vulnerabilidad y alcanzando una inclusión social.
Así 40 madres de los jóvenes de las barras de fútbol serán capacitadas mediante talleres pedagógicos. Este proceso busca vincularlas un espacio para que se activen como ciudadano social y productivo.