Si bien es cierto que el programa de ‘Promotores de Seguridad y Convivencia’ fue una iniciativa que nació en el municipio de Soacha y que gracias a sus excelentes resultados se ha venido multiplicando en todo el país, también es claro que algunos líderes están comenzando a utilizar el proyecto para beneficio personal, más cuando se vislumbra una campaña política.


veredita-3.jpg

Aunque el secretario de gobierno, Cnel (r) Antonio José Ardila no lo dijo directamente en su intervención en la reunión de seguridad que se realizó el pasado sábado en el polideportivo de Olivos III, sí dejó ver que se comienzan a percibir diferencias internas entre los líderes comunales que participan en el programa, y que algunos “le están metiendo política al proyecto”.

El coronel Ardila dijo sentirse orgulloso del programa porque fue una iniciativa que se impulsó desde Soacha y que hoy se ha implementado en diferentes municipios del país, pero fue claro y llamó la atención de los líderes para que dejen los conflictos internos e instó a los promotores a seguir adelante en su lucha contra la delincuencia.

El secretario habló también de cada uno de los programas que el municipio viene desarrollando e implementando para contrarrestar a los delincuentes, pero llamó la atención de los ciudadanos al manifestar que la seguridad debe ser una acción conjunta entre las autoridades, el municipio y los mismos ciudadanos.

”Tenemos cosas para mostrar, por ejemplo el año pasado el municipio dejó aproximadamente 30 mil millones para seguridad, este año el esfuerzo debe ser mucho más importante para mejorar la calidad de vida de los policías, de la misma comunidad, pienso que la administración está bastante comprometida, el nuevo alcalde así lo ha demostrado.

Debemos trabajar más de la mano, armonizados con la comunidad, así no hay cabida para el delito, para los delincuentes, debemos saber hacia dónde vamos, así la administración está presta para ayudar a la comunidad a montar sus proyectos de vida”, expresó el Cnel Ardila.

En Olivos se habló de seguridad

Para la comunidad es claro que hay un alto interés del municipio y las autoridades de contrarrestar a los delincuentes en la comuna tres. Y lo confirmó el secretario de gobierno cuando anunció la terminación del comando de Policía en Terreros, la instalación de cámaras de seguridad y de un Cai móvil, el desarrollo de programas relacionados con este álgido tema, la implementación de Frentes de Seguridad y la construcción de una subestación de policía en la zona.

Las anteriores acciones sin duda redundarán en la seguridad de los habitantes, pero para el Cnel Ardila es clave la participación ciudadana, no solo en los programas y procesos, sino en la colaboración y esfuerzo para que la convivencia se fortalezca y los agentes se dediquen más a perseguir a los delincuentes que a resolver casos de intolerancia.

Johny Rodríguez, presidente de Olivos III, llamó la atención de los habitantes de la comuna y se refirió específicamente al mal comportamiento y falta de cultura de algunas personas al dejar la basura en las vías públicas. Incluso solicitó multas y medidas drásticas para quienes sean encontrados en flagrancia.

Rodríguez anunció además el inicio próximo de las escuelas de formación deportiva en el parque de Olivos III para darle un uso adecuado y garantizar el mantenimiento del escenario deportivo. Dijo además que la idea es iniciar muy pronto con el plan de alarmas comunitarias y solicitó que se instale un Cai móvil en el parque para que haya mayor tranquilidad entre los vecinos; finalmente pidió a las autoridades igualdad de oportunidades para los comerciantes del municipio debido a que el horario de cierre de los establecimientos no es el mismo en todas las comunas.

Entre tanto, Gladys Acosta, presidenta del barrio Olivares, exaltó la importancia de la reunión debido a que se dejaron las cosas claras de lo que el municipio y las autoridades están haciendo. “Las comunidades eso es lo que hemos requerido desde hace mucho tiempo. En mi sector es difícil el tema de seguridad, pero ahorita con los frentes y el apoyo de la policía comunitaria ha disminuido bastante”.

Otro de los protagonistas de la seguridad, el mayor Carlos Mantilla, comandante operativo No. Uno de Soacha, recalcó la presencia de la Policía Cundinamarca, a través del ‘Comando Situacional’ y dijo que uno de los aspectos a destacar es que se está escuchando a la comunidad directamente. “Llegamos a donde está el ciudadano, hemos generado una sinergia donde queremos que el servicio de policía llegue hasta cada uno, puerta a puerta, a los barrios permanentemente, y lo más importante es que el policía está ahí, con el habitante, el ciudadano pasa, ve al uniformado con su comandante y se le atiende personalmente la inquietud”.

Finalmente el Teniente Cristian Ariza, comandante de policía de León XIII, manifestó que con la implementación del ‘Plan Cuadrantes’ orientado por el general Naranjo, el actuar de la delincuencia se ha reducido considerablemente. “Lo que queremos es que el policía se conozca con la comunidad, que interactúe con cada habitante, que haya disuasión y reacción, con eso hacemos que baje la delincuencia”.

No obstante expresó que el mayor problema que enfrenta es la presencia de Casas de expendio, pero anunció acabarlas en corto tiempo. Envió un llamado de atención para que la comunidad se una en torno a los Frentes de Seguridad, y aseguró que esta es la herramienta ideal para derrotar a los delincuentes.