El deplorable estado de la cancha de este barrio de la comuna uno, el pésimo estado de la mayor parte de sus vías, la poca presencia de la Policía en el sector y la falta de compromiso y cultura de algunos habitantes, son factores que repercuten en la inseguridad y la falta de progreso del sector.


Frente a la presencia de la policía, las opiniones están divididas porque algunos dicen que la fuerza pública no actúa como debe ser, mientras que otros aseguran ver el esfuerzo que las autoridades hacen a diario para combatir la delincuencia. Sin embargo, en lo que sí está de acuerdo la mayoría de personas es que la colaboración de la comunidad es indispensable para debilitar a la delincuencia.

“Aquí los vecinos somos amables, la convivencia es sana, llevo 20 años viviendo acá y no he tenido problemas con nadie, pero sí pienso que hace falta más compromiso de algunos y me incluyo, porque generalmente nos interesamos por lo de nosotros y nada más, aunque las circunstancias obligan a la gente a velar por sus intereses particulares”, dijo Elena Domínguez, residente de Villa Flor.

“Lo que podríamos hacer es unirnos para colaborarle a la policía porque es común ver a jóvenes fumando droga en la calle, y sobre todo en el parque; échese una pasadita por ahí y aparte de que está vuelto nada, a veces se hacen en grupitos a fumar, y no faltan los atracos”, afirmó Ramón Galindo, habitante del sector.

“Se hizo un proyecto para que se prohíban los parrilleros en moto, aunque también es un tema de balancear porque hay gente que requiere el vehículo para su trabajo, son dos personas que van en una motocicleta a producirle al país y tampoco se pueden cohibir esas cosas”, explicó el Presidente de la JAC Augusto Rodríguez, haciendo referencia a una de las propuestas que ha entablado, pero que debido a la dificultad para llevarla a cabo se quedó estancada.

Uno de los factores que los residentes consideran importante para que la inseguridad se haya incrementado es el estado deplorable de la cancha del barrio, aunque es un escenario para realizar deporte, hay quienes no lo utilizan con esos fines sino con otros más delictivos, por ejemplo para esconder sus elementos criminales, tales como armas, droga, etc. Quienes entran a la cancha a hacer un uso sano de ella, no la pueden utilizar al 100 % porque las rejas, el pavimento y las sillas ya están al borde del colapso.

Sin embargo, hay que recordar que este es uno de los 14 parques que serán intervenidos por el IMDRS (Instituto Municipal de Recreación y Deporte de Soacha) en lo que queda del semestre para su recuperación (https://periodismopublico.com/Parque-de-los-Balcanes-no-esta-en). Pero a pesar de la intervención, la comunidad le pide al Instituto apoyo a los deportistas del barrio, ya que en la zona reside Jonathan Rodríguez, uno de los ciclistas que ha representado a Soacha en la Vuelta a Colombia y que según algunas personas consultadas, no ha recibido sustento alguno.

“He querido reunir a jóvenes, a niños para que exploten el talento artístico y deportivo que tienen, pero al ver el estado de la cancha y el apoyo que el Instituto y la Dirección de Cultura prestan, me desanimo. Aquí hay mucho muchacho que canta, que toca instrumentos, que tiene habilidades deportivas, pero hacen falta las escuelas de formación en este sector, todo es muy centralizado”, finalizó el líder comunal.

Por otra parte, el estado de algunas calles también es para preocuparse, ya que no están pavimentadas a pesar de hacer parte de la entrada a la comuna uno, los residentes requieren la intervención de la Secretaría de Infraestructura para realizar las reparaciones correspondientes: “Hay mucha tierra, demasiada mugre y la gente es tan práctica que uno barre y de encime le echan la tierra para que se la recoja. Aquí se han realizado brigadas de aseo pero la gente no toma conciencia, eso lo desanima a uno como habitante a pesar de intentar hacer cositas por el barrio”, señaló Lidia Martínez, residente del barrio Villa Flor.