Lecheros se suman al Paro del 19 de Agosto

Con una plegaria por el rescate del sector lechero, a cargo del Obispo de Zipaquirá, Héctor Cubillos Peña, cientos de campesinos y ganaderos de la Sabana de Bogotá se sumarán a la jornada de protesta nacional del próximo 19 de agosto. La plegaria tendrá lugar a las 9:00 de la mañana de ese lunes en la plaza principal del centro histórico de la capital salina de Colombia, frente a la Catedral.


Así lo confirmó Myriam Sierra, quien a lo largo de los últimos 27 años de su vida se ha dedicado a la actividad lechera en la zona alta de Zipaquirá, y hoy asiste al derrumbamiento de su patrimonio y el de su familia, por cuenta de los Tratados de Libre Comercio que vienen inundando el país de lactosueros y leche en polvo, entre otros derivados. Lo más triste es que dichos productos provienen de naciones cuyos gobiernos ofrecen generosos subsidios y asistencia a sus lecheros, algo que en nuestro país no ocurre.

Doña Myriam hace parte de una naciente organización de lecheros que desde hace dos meses se dieron a la tarea de encontrarse a raíz del futuro incierto del sector y la drástica caída en el precio que las pasteurizadoras pagan a los productores. Tomaron la decisión de sumar sus bovinos y sus voluntades al Paro Nacional Agrario del 19 de agosto.

Para Luis Alfonso Calderón, presidente de la organización de lecheros de Zipaquirá y La Sabana, la situación no da tregua: el gobierno está en la obligación de atender las demandas de los campesinos, todos, como una manera de allanar caminos hacia la solución real de los problemas que aquejan al campesinado y los empresarios del campo, coincidiendo con las apreciaciones de Monseñor Cubillos Peña durante la cita que sostuvieron el pasado viernes, gracias al concurso brindado por el mandatario de la ciudad, Marco Tulio Sánchez.

Con la plegaria que ofrecerá el Obispo de Zipaquirá frente a la iglesia mayor de la ciudad, en la plaza principal, cientos de campesinos y productores de leche iniciarán una caminata tendiente a conseguir del gobierno central la atención que tanto esperan para conjurar los efectos negativos que sobre el país y la salud de los colombianos empiezan a generar los TLC.

Durante estos días nos han pagado la leche hasta a $450,oo el litro, sin que ninguna voz del gobierno central se haya pronunciado para nada, motivo por el cual ese día preferimos regalarla a la gente pobre, manifestó de manera enfática el señor Calderón.