La idea es aumentar la cantidad de libros que se leen al año un capitalino y reducir la tasa de analfabetismo.


Bogotá es la ciudad con el mejor índice de lectura en el país; sin embargo aún no le alcanza para reducir el puntaje de analfabetismo, que está en un 2%, ni para elevar el número de libros leídos por persona.

Por esta razón, la Alcaldía de la ciudad, con el apoyo de las secretarías de Educación y Cultura, Recreación y Deporte lanzaron el programa ‘Leer es volar’, el Plan Distrital de Lectura y Escritura con el que buscan mejorar los índices de lectura en la capital.

El Plan Distrital se propone promover la lectoescritura como base del aprendizaje, así como disminuir la tasa de analfabetismo en la capital de 2,0% a 1,6% y elevar el índice de libros leídos por habitante de 2,7 a 3,2.

Para lograr esta meta, la idea es aumentar el número de libros leídos en la ciudad durante los próximos cuatro años hasta llegar a los 5,3 millones; y ampliar en un 25% los libros disponibles en la ciudad.

La inversión que se realizará para este proyecto será de $150.000 millones durante los próximos cuatro años y se desarrollará en tres líneas estratégicas: la primera es promover la lectura y la escritura desde la primera infancia; la segunda busca fortalecer, modernizar y articular las bibliotecas públicas y escolares; y, por último, se fomentará la investigación, la evaluación y el diálogo de saberes frente a la cultura escrita.

Por supuesto, para esto será necesario promover la formación de bibliotecarios, maestros y reactivar la Red de Lectores Ciudadanos, un programa que formará a más de 100 jóvenes de todas las localidades como promotores de lectura y escritura. “A través de ellos queremos llegar a madres comunitarias, padres de familia, personas mayores que puedan, con buenos materiales, propiciar con sus niños ambientes de lectura y narración de historias en sus comunidades”, aseguró María Clara López, secretaría de Cultura del Distrito.

Por otro lado, los libros y programas de fomento a la lectura llegarán a 95 parques de Bogotá, a través de los ‘Paraderos Paralibros Paraparques’ ya existentes y 44 que se quieren construir durante esta administración. Asimismo, se reactivarán las bibliotecas de 12 plazas de mercado, se crearán 6 bibloestaciones más en TransMilenio, para alcanzar un total de 12, y se pondrán en funcionamiento 2 bibliobuses que permitirán llevar los libros y la lectura a los barrios más apartados y a las zonas rurales.

El Plan se unirá a la Ruta de la Primera Infancia y llegará a 18 centros infantiles con libros y programas de lectura y narración para los niños. De igual manera, hará presencia en otros espacios de la ciudad, de manera que niños, jóvenes y adultos encuentren cerca de su casa o de su trabajo libros de interés para todas las edades.

“Promover las capacidades y el gusto por la lectura, y la escritura, en todos los ciudadanos a lo largo de toda su vida parece ser un punto de inicio a penas necesario para una metrópolis latinoamericana que enfrenta una tasa de analfabetismo bastante alta aún con respecto a su crecimiento, desarrollo y proyección”, comentó López.

Fuente: Publimetro.co