Después de varios días de lluvias, graves inundaciones, muchas pérdidas y decenas de familias damnificadas, el Alcalde de Soacha, el Gobernador de Cundinamarca y el Gerente de la Zona 5 de la EAAB, visitaron este sector para comprobar de primera mano la situación que se vive allí y dialogar con la comunidad sobre las causas y las soluciones a esta compleja problemática.


parque-soacha

parque-soacha

Visiblemente molesta e inconforme recibió la comunidad la visita de las autoridades, con quienes tuvieron un extenso diálogo en el que se hizo un resumen de lo que ha sido por mucho tiempo uno de los principales dolores de cabeza de estas personas, que de nuevo manifestaron estar cansadas de la ineficiencia, la negligencia y la omisión que en más de una ocasión ha demostrado la EAAB, que varias veces ha pactado compromisos que se han quedado sólo en palabras.

Previo a la reunión, los vecinos hicieron un recorrido con los mandatarios Municipal y Departamental, que sirvió para mostrar una vez más los perjuicios causados por las intervenciones de la EAAB y la sedimentación proveniente de la parte alta de la comuna cuatro, que también contribuye en gran parte a que la Quebrada Tibanica se desborde e inunde las viviendas de Nuevo Colón, Acacias y Mirador de San Ignacio.

Tanto el Gobernador como el Alcalde y la misma comunidad, coincidieron en que se requiere con suma urgencia que estas obras se agilicen, al tiempo que hicieron un llamado de atención a la empresa para que sea más eficiente a la hora de ejecutar los trabajos y concluya a la mayor prontitud estas indispensables obras.

“Hoy ha venido un Representante de la EAAB a decirnos que las obras están dentro del cronograma normal, no obstante, le vamos a pedir que se haga un mayor esfuerzo en materia de tiempos para aprovechar las épocas secas, y si es posible, reforzar los frentes de trabajo. Es claro que toda obra trae inconvenientes, pero aquí se trata de exigirle a la empresa que haga lo mejor, pues entendemos que hay una serie de obras que son estructurales y los problemas de Soacha son enormes, teniendo en cuenta que las inundaciones también se producen porque hay explotaciones mineras donde no deben haber, deforestación y que los sedimentos de las montañas se ruedan con las lluvias y tapan las alcantarillas y los canales”, explicó el Gobernador Andrés González.

González señaló que se necesita ‘estar encima de todo’ permanentemente, con veedurías ciudadanas y comunicación directa entre las partes. Informó además que se ha conformado una Mesa de Trabajo ‘del más alto nivel’ con el Gerente de la EAAB, el Alcalde Martínez, el Alcalde electo Juan Carlos Nemocón y él mismo, a fin de poder establecer una comisión que esté atenta a la situación.

“Hay que respirarle en la nuca a todos los contratistas y a todos los operadores para que cumplan su función, yo creo que aquí no podemos dejar de aplicar una ‘linterna’ permanente a todas las obras y es absolutamente indispensable no tener descanso porque va a seguir lloviendo. También se debe adaptar la planeación de las ciudades, no puede haber más casas en las lomas, por eso estamos haciendo la gestión con los macroproyectos de vivienda para trasladar a la gente de las lomas a sitios dignos y seguros. No se puede seguir construyendo si no hay Alcantarillado y si no existen las obras pertinentes de mitigación del riesgo”, expresó el Gobernador.

“Entre todos debemos conjurar esta situación”

Así se refirió el Alcalde José Ernesto Martínez, quien sostuvo que para solucionar no sólo este, sino también otros problemas similares en los demás sectores del Municipio, se debe tener un Plan de Trabajo serio, manejado conjuntamente entre las autoridades y la comunidad.

“La reunión ha servido mucho para aclarar las causas de las inundaciones que se han presentado y que están asociadas con el desarrollo de la obra misma, ha habido una mayor comprensión hacia estos problemas, en el sentido de que se requieren obras adicionales que agilicen el desarrollo mismo del proyecto, para que finalmente la comunidad no siga llevando el peso de las consecuencias de esta obra. Obviamente, también tiene que ver en esto los altos volúmenes tanto de flujos como de residuos que vienen de la parte alta y que son ajenos a este plan, que además producen afectación sobre esta zona y dificultan la llegada de una solución pronta”, destacó Martínez.

El Alcalde precisó que entre todos se debe aportar maquinaria y elementos que permitan conjurar la situación que se presenta cada vez que hay lluvias. Agregó que se ha dejado como tarea mirar cómo se agiliza el proyecto, porque eso daría mayor tranquilidad en la solución final.

El mandatario de los soachunos, indicó también, con relación a las demás intervenciones en otros sectores, que en ocasiones se presentan casos de omisión o de negligencia e incluso ineficiencia en el desarrollo de las obras y que evidentemente hay una queja justa de la comunidad por la poca receptividad que ha habido por parte de la EAAB a sus reclamos y necesidades, pero que se debe reconocer que la compañía está desarrollando proyectos que van a resolver de fondo muchas de estas problemáticas, además que está haciendo unas inversiones muy grandes que antes no existían en el Municipio.
“Se debe buscar que las cosas positivas de destaquen y los errores se reconozcan, lo importante es trabajar para superar pronto esta crisis”, sostuvo Martínez Tarquino.

Habla la EAAB

Luego de escuchar las quejas de la comunidad, el Ingeniero Javier Verdugo, Gerente de la Zona 5 de la EAAB, dio su versión de la situación y justificó las razones por las cuales se han causado los mencionados perjuicios a la comunidad:

“Tenemos que analizar tres factores, el primero es que el país ha atravesado por tres olas invernales que han estado fuera de todo parámetro; segundo, toda obra causa inconvenientes y tercero, la deforestación, la invasión y el arrastre de sedimentos desde la parte alta, nos tapona con mucha frecuencia el Alcantarillado y hace que se presenten devoluciones y problemas de inundaciones. La obra ha tomado todas las medidas preventivas como son la construcción de canales de desvío y manejo de aguas. No se puede desconocer que otra problemática que ayuda a esta situación es el hecho de que la Quebrada Tibanica está muy sedimentada y por eso, tenemos que aclarar que cada autoridad como la EAAB, la Alcaldía y la CAR, tiene una responsabilidad en esto”, expresó Verdugo.

Respecto a lo anterior, el Ingeniero señaló que la Alcaldía debe ser más constante en el control del crecimiento urbano en la parte alta y que en el tema de mantenimiento de los recursos hídricos, la CAR es la responsable. El Funcionario de la EAAB, afirmó que en ocasiones esta ha invertido recursos en mantenimiento, pero que en este momento están solicitando a la Gobernación y a la Alcaldía la intervención de la CAR para que esta apoye el mantenimiento de la quebrada Tibanica, que en últimas (aseguró) es el cauce natural que recoge estas aguas negras que provienen de la parte alta.

“Para poder agilizar y hacer más eficientes las obras, desde ayer habilitamos parte de la tubería que está instalada, para que el agua fluya por ahí. Vamos en conjunto con la Alcaldía y con la Gobernación a emprender las acciones necesarias para el dragado de la quebrada, que es donde se reciben todas estas aguas, con la finalidad de darle mayor capacidad a este cauce, entonces estamos coordinando con ellos estas acciones con el fin de evitar esos perjuicios. Si el tiempo lo permite, se tiene estimado que a finales de febrero de 2012, estemos terminando estas obras, aunque se debe decir que todo funcionará siempre y cuando se controlen los sedimentos y las basuras que llegan de la parte alta”, resaltó el Gerente de la Zona 5.

Queda la duda y seguirá la duda hasta tanto no se cambie la actitud con Soacha

Esta fue la conclusión que hizo Rafael Rodríguez, Presidente de la JAC de Nuevo Colón, quien afirmó que seguirán pendientes hasta tanto la EAAB no asuma un compromiso real para solucionar la crisis que se vive en su sector:

“Se están mirando algunas soluciones, pero eso no quiere decir que nos vamos a confiar. Han pasado muchos años y la solución definitiva no se ha dado. De todos modos es fructífera la reunión porque se está reflexionando para buscar la manera de dar soluciones a los problemas, hay voluntad pero no nos vamos a confiar porque la situación es muy grave. Sabiendo que la EAAB nos ha tomado del pelo siempre y no se ha comprometido, queda la duda y seguirá la duda hasta tanto no se cambie la actitud hacia Soacha”, concluyó Rodríguez.