Libres y sin capturar están quedando acusados de violencia intrafamiliar en Bogotá

El hacinamiento en las cárceles es el principal factor para que las ordenes de captura por violencia intrafamiliar en Bogotá no se ejecuten.

La denuncia fue hecha por la Personería Distrital debido a que las personas acusadas de violencia intrafamiliar están quedando libres y a quienes tienen órdenes de captura, no se detienen.

Desde el año 2.020 hay más de 2 mil órdenes de captura emitidas, pero sólo se han ejecutado cerca de 500, es decir, 1.500 personas señaladas de este delito no han sido capturadas.

Lo peor del caso es que las víctimas están quedando a merced de sus victimarios, y para la justicia, la detención intramural es el último recurso contemplado en este caso.

La Personería dijo que la violencia intrafamiliar en Bogotá ha crecido en un 30% y que en el primer semestre del año se presentaron 25.784 casos en la capital.

cargando...