Uno de los actos más emotivos de la agenda del presidente, Juan Manuel Santos, en Nueva York fue la entrega del Acuerdo Final de Paz al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.


Santos entregó el documento de 297 páginas, titulado Acuerdo para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera al primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, quien funge como presidente del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Le expreso a usted, presidente Santos, y a su Gobierno las felicitaciones más calurosas del Consejo por haber concluido un acuerdo final de paz”, explicó Key, quien agregó además que “el acuerdo ofrece una promesa de una nueva realidad en seguridad y prosperidad para todos los colombianos”.

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, presente en el acto, sostuvo que “en un momento en que hay tantos conflictos armados en tantos lugares, la paz en Colombia nos da un mensaje muy poderoso de esperanza al mundo”.

A su turno, Santos afirmó: “Vengo a entregarles el resultado de un gran esfuerzo de seis años –dos años secretos y cuatro años en una negociación abierta–, para acabar el último conflicto armado del hemisferio occidental, una guerra que ha durado 52 años y que ha generado todo tipo de sufrimiento y dolor para mi país”.

Posteriormente, Santos intervino ante la Asamblea General de la ONU, donde hizo un especial reconocimiento al Secretario General Ban Ki-moon, así como al Consejo de Seguridad de ese organismo, por sus buenos oficios en favor de la consecución de la paz en Colombia.

“Muchas gracias a las Naciones Unidas, al Secretario General Ban Ki-moon y al Consejo de Seguridad, que estableció una Misión Política para liderar la verificación y monitoreo del cese al fuego y del desarme de la guerrilla”, afirmó Santos.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet calificó el acuerdo final para la terminación del conflicto como una gran noticia que da esperanza de paz al mundo, durante su intervención este miércoles en el 71° periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Así mismo, Bachelet ofreció seguir acompañando el posconflicto. “Chile, que vivió una difícil transición a la democracia, quiere seguir aportando a su hermano latinoamericano en el manejo del posconflicto”, manifestó Bachelet.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, resaltó por su parte el respaldo dado por su país para poner fin al conflicto en Colombia, durante su intervención de ayer en la ceremonia de apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, afirmó que España estará representada “a un nivel muy alto” en la firma del acuerdo de paz de Colombia y negó cualquier paralelismo entre este conflicto y el terrorismo de Eta en España.

El Gobierno y las Farc alcanzaron un acuerdo de paz el mes pasado, que pone fin a 52 años de conflicto armado. El acuerdo, sin embargo, está condicionado a su aprobación por consulta popular en un plebiscito que se celebrará el 2 de octubre.

Según la autoridad electoral, se necesitan al menos 4,54 millones de votos, un 13 por ciento del censo electoral, para aprobar o rechazar los acuerdos y ganará la opción más votada.

Fuente: ElColombiano.com