Una delicada situación de asesinatos selectivos a jóvenes de la comuna cuatro denunció la Escuela de Educación Popular Fe y Esperanza ubicada en Cazuca. Miembros de esta institución dijeron que se viene gestando un plan de “limpieza social” al interior de 70 barrios de Soacha, que ya ha cobrado la vida de 20 personas en sólo un mes.


Para los integrantes de la Escuela, “esta no es una situación nueva o que no sea de conocimiento público para las autoridades, sino que es producto “del olvido estatal, el cinturón de miseria, tráfico y negocios ilegales de paramilitarismo y bandas criminales que ejercen el control y dominio en esta parte del territorio soachuno”.

Según miembros de Fe y Esperanza, en este último mes se hizo el anuncio de una mal llamada “limpieza social”, que hasta el momento ha cobrado la vida de 20 personas y que habría sido ordenada por grupos al margen de la ley, en cabeza del Bloque paramilitar que ha tenido presencia histórica en el sector de Cazuca. A su vez una integrante de esta entidad señala que se ha iniciado una persecución a los miembros de la Escuela.

Hace tres años uno de los fundadores de la Escuela tuvo que desplazarse de la comuna 4 por diversas amenazas y hace dos semana fue asesinado Mario Rivera, familiar del fundador de la escuela que se desplazó; su cuerpo fue encontrado con señales de tortura. De acuerdo con la integrante de Fe y Esperanza, se ha intentado poner el denuncio de estos hechos, sin embargo los familiares de las personas asesinadas están siendo hostigados por los paramilitares para que desistan de esta acción

La Escuela ha decidido que pese a los riesgos que implica continuar en el territorio lo harán y esperan que más organizaciones se sumen a visibilizar esta denuncia que ahora no solo amenaza la posibilidad de que continúe un proyecto popular en Cazuca, sino que además expone la realidad de uno de los cordones de miseria más olvidados del país, como lo son la comuna cuatro de Soacha y Ciudad Bolívar en Bogotá.

Fuente: contagioradio.com