Con el apoyo de la empresa Aseo Internacional y la Dirección de servicios públicos del municipio, los habitantes de varios barrios de la comuna seis participaron ayer en la jornada de aseo y limpieza al río Soacha.


periodismopublico-254.jpg

La jornada fue programada por Asojuntas de la comuna seis y los presidentes de la Acción Comunal de algunos barrios que colindan con la rivera del río.

Omar Villalba, gerente de Aseo Internacional, dijo que la actividad se hizo por solicitud de los líderes comunales del sector y “realmente es algo que no está dentro de nuestra competencia, pero por tratarse de una iniciativa de la comunidad nosotros la apoyamos y así embellecemos el entorno, el ambiente y se mejoran las condiciones para los habitantes”, reveló.

La empresa de aseo aportó el equipo de guadañadores y colaboró en la limpieza de zonas verdes y remoción de tierra que estaba obstaculizando los andenes.

“Hay mucho sitio de rondas de ríos y quebradas que no están incluidos dentro de nuestro contrato, pero cuando se trata de una solicitud ciudadana lo hacemos con mucho gusto, más sabiendo que todos aportamos: la comunidad, la policía y el mismo municipio”, señaló Villaba.

Entre tanto, Pedro Guzmán, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio La Pradera segundo sector y miembro de la Comisión de servicios públicos de Asojuntas comuna seis, agradeció a la oficina de servicios públicos del municipio y a la empresa Aseo Internacional por el aporte a la iniciativa. «Se logró programar esta jornada de limpieza y poda en el río, ya que por contrato la empresa no lo puede hacer, pero hoy prestaron un servicio especial trayendo a sus trabajadores, y estamos muy contentos porque se le está dando otra cara al sector”.

Para el líder comunal la jornada hubiera sido más exitosa un domingo, pero es consciente que ni la empresa de aseo, ni la policía ambiental, ni la administración municipal tienen disponibilidad de hacerlo este día.
Luis Cifuentes, habitante del sector, agregó que la jornada se hizo con la idea de preparar el camino para cuando aparezcan las lluvias y así prevenir posibles inundaciones. “A nosotros más que nadie nos interesa que el caño esté limpio, somos los que nos inundamos y los que sufrimos los efectos de la lluvia porque a la hora del té nos llegan con pañitos de agua tibia pero soluciones de fondo, nada”, explicó.

Finalmente, Ismael Gómez, habitante de la Pradera segundo sector dijo: “ Me parece muy bien porque cada que llovizna nos inundamos, además hay mucha rata, mucha basura y eso tapa el río. Con la limpieza por lo menos sacamos un poco de basura y cuando llueva hay menos probabilidades de inundación”.