Medidas inmediatas de prevención deben tomar los 116 alcaldes de Cundinamarca ante la inminente ola invernal que se avecina, fue el llamado que hizo la secretaría de gobierno departamental.


En este sentido, cada municipio debe activar sus Planes Locales de Emergencias y Contingencias PLEC´S para hacer frente a las posibles situaciones que se puedan presentar, causadas por avalanchas, vendavales, inundaciones, crecientes súbitas y deslizamientos de tierra, entre otros, en sitios que por su condición de vulnerabilidad históricamente hayan sido impactados por alguno de estos eventos y que puedan ocasionar emergencias en la segunda temporada estacional de lluvias

Al respecto, se llama la atención a los alcaldes sobre la importancia de atender las siguientes recomendaciones y cumplir con sus respectivas responsabilidades frente al funcionamiento de los Comités Locales de Prevención y Atención de Desastres-Clopad´s.

1. Responsabilidad de los alcaldes, en materia de ordenamiento territorial

-Los alcaldes deben levantar y mantener actualizado el inventario de las zonas que presentan alto riesgo por la localización de asentamientos humanos. (Artículo 56, Ley 9 de 1989). Para esto se podrán apoyar en las autoridades ambientales de la región.

-Disponer de los recursos necesarios para cubrir las diferentes fases de la Gestión del Riesgo, comprendidas en prevención, atención y los procesos de rehabilitación que sean necesarios.

-Revisar o solicitar a las oficinas y/o Empresas Municipales de Servicios Públicos Domiciliarios la revisión de todos los sistemas de acueducto y alcantarillado de la localidad para cerciorarse que las tuberías y canales de conducción de aguas no estén taponados por basuras y desperdicios. Muchas de las inundaciones urbanas se producen precisamente por la anterior situación

2. Responsabilidad de los Comités Locales para la Prevención y Atención de Desastres – Clopad

-Determinar las zonas de mayor riesgo frente a inundaciones, avalanchas, deslizamientos y eventos asociados e informar a la comunidad sobre las medidas preventivas que se deberán tener en cuenta tanto por parte de las instituciones públicas como de las comunidades, para mitigar los efectos de cualquiera de estos eventos.

-Promover programas de sensibilización, divulgación, preparación y capacitación a la comunidad vulnerable, que incluya temas como procesos de evacuación, sistemas de monitoreo, alarmas y alertas.

-Mantener observación sobre los ejes viales ante la probabilidad de deslizamientos de tierra y flujos torrenciales.

-Mantener vigiladas las bocatomas de los acueductos y las redes de energía, ante posibles interrupciones del servicio generadas por las lluvias.

-Generar planes de emergencia y contingencia ante la posible presencia de epidemias con el sector salud.

-Establecer coordinación inmediata con las entidades de orden regional, para la declaración de niveles de alerta frente a posibles inundaciones, deslizamientos y crecientes súbitas.

-Elaborar y suscribir las actas de las reuniones del CLOPAD´S donde se especifique evento, fecha, ubicación del sector urbano o rural, personas y familias afectadas con miembros de familias, viviendas averiadas y/o destruidas, y áreas afectadas agropecuarias con las respectivas conclusiones y responsabilidades institucionales a nivel local.

-En el momento de presentarse alguna emergencia, generar los reportes de manera oportuna desde el CLOPAD con la asesoría del CREPAD Cundinamarca, para la evaluación de daños y el análisis de las necesidades con la información del censo – familias afectadas: definiendo miembros cabeza de hogar, cuantos componen el núcleo familiar con su respectiva identificación: números de cedula, tarjeta de identidad y registro civil.

3. Responsabilidad de la población en general

-Estar enterado del Plan de Emergencias y Contingencias PLEC´S para el municipio e identificar los lugares seguros previstos para que pueda acudir y/o evacuar a ellos, en caso de requerirlo.

-Acudir a la Administración Municipal y/o entidades operativas del municipio (Bomberos, Defensa Civil, Cruz Roja, entre otros) para cualquier inquietud con respecto al alistamiento y demás acciones que se generen en caso de una emergencia.

-No desviar ni taponar los ríos, quebradas, caños o desagües. En caso de identificarlos informar a las autoridades locales de prevención y atención de desastres y a los prestadores de servicios públicos domiciliarios.

-Elaborar con el apoyo de la Administración Municipal, Planes Comunitarios de emergencias tanto para los sectores urbanos como rurales, para ello se debe contar con el concurso de las Juntas de Acción Comunal y ASOJUNTAS.

Las entidades del Departamento de Cundinamarca como Sistema Departamental para la Prevención y Atención de Desastres, estarán atentas para asesorar, acompañar y apoyar, de manera complementaria y subsidiaria, las acciones y actividades que deban adelantar en el nivel local para la atención de las comunidades afectadas por eventos de emergencia.

Además de las anteriores recomendaciones, hay que estar atentos a los comunicados e informaciones que emitan las entidades y organismos de socorro pertenecientes al Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres.