Con gran entusiasmo, residentes de este sector ubicado en la comuna seis del municipio de Soacha se unieron para engalanar las cuadras de coloridas luces y adornos como muestra del trabajo emprendido por sus habitantes en el marco del concurso de la cuadra mejor iluminada.


Con la iniciativa de la Junta de Acción Comunal de cambiar la imagen del barrio, los habitantes de esta zona se unieron para pintar los andenes y adornar con un gran juego de luces cada una de las calles que hace parte de esta comunidad.

“La unión para ver el barrio más bonito es una idea que surgió desde la JAC hace dos meses. La pintura se gestionó a través de la ayuda que nos brindó la alcaldía y nosotros como comunidad reunimos dinero para comprar lo que nos hacía falta en cuanto a las mangueras que iluminan y dan vida al barrio, antes no se había visto esto aquí”, señaló Jhonny Alexander Navarro, líder de este sector, quién junto a Briggite Leal, presidente de la junta, ha venido dirigiendo estos arreglos.

Así mismo, el líder enfatizó que las acciones que se vienen desarrollando van encaminadas a que se dé a conocer mejor el barrio y realizar el concurso de la cuadra mejor iluminada, ya que según él, esto es un incentivo para implementar proyectos en beneficio del barrio.

“Desde hace un tiempo se viene organizando con la comunidad la gestión de las figuras navideñas, pues con la ayuda de todos nosotros se han realizado mejoras para el provecho de la comunidad. Antes el barrio era muy dividido pero ahora las cosas han cambiado y la unión de las cuadras es evidente, por ejemplo hace un mes se realizó un bingo bailable para recoger fondos a favor de las necesidades que existen actualmente”, puntualizó Luis Alfonso Rodríguez, habitante del sector.

El concejal Héctor Cuesta fue el encargado de elegir la cuadra más bonita, de la misma manera aportó un incentivo económico para premiarla.

“Al concejal le parecieron bonitas dos cuadras y las premió, sin embargo, entre los vecinos de cada una de estas cuadras tomaron la decisión de reunir el dinero y donarlo a una familia de nuestro barrio que está pasando por una dificultad grande y tiene uno de sus integrantes muy enfermo”, explicó Navarro.

Por ahora, los residentes de esta zona se han unido como comunidad para sacar adelante proyectos como la construcción de la iglesia, propuesta que han venido planeando poco a poco, pues se han dado cuenta que con perseverancia y gestión comunitaria, se logran grandes cosas.