En la mañana del domingo 24 de mayo, Orlan Herrera salió de Ciudad Verde a trabajar, pero nunca se imaginó que fueran a atentar contra su vida por robarle la bicicleta.

Orlan se desplazaba a eso de las 4:45 a.m. por la cicloruta que conecta Ciudad Verde con la autopista Sur.

“A la altura de la cancha de fútbol, donde queda la empresa de flores,  me dirigía al trabajo y vi una pareja (hombre y mujer). No le puse mucho cuidado porque es costumbre ver a esa hora personas esperando su transporte, pero de un momento a otro y sin imaginarme lo peor, el tipo  se me atravesó y salieron dos más  del otro lado de la  vía, estaban detrás del poste de luz”, relata la víctima.

Sin darse cuenta por lo rápido que pasaron las cosas, Orlan recibió una puñalada en la espalda, pero aun así logró salir corriendo y evitar que los delincuentes le hicieran más daño.

“Llamé a la policía y espere unos 35 minutos, pero nunca llegaron.  Por fortuna y gracias a Dios estoy bien, pero sí quiero decirles a los  que usamos bici como trasporte o para hacer deporte, que tengan mucho más cuidado del que a veces solemos tener. Es triste que por una bicicleta sean  capaces de cualquier cosa”, agregó.

Aunque por fortuna la herida causada a Orlan no fue profunda y se encuentra bien de salud, él quiso contar su caso  para llamar la atención de los biciusuarios con el fin de que tengan cuidado porque los delincuentes están al acecho, siempre esperando en qué momento hay una oportunidad de robarse una bicicleta y hacerle daño a quienes van en ella.