Lo que piden los vendedores informales de Soacha para no seguir con hambre

Ante  el anuncio del presidente Iván Duque Márquez acerca de la reactivación de algunos sectores de la  economía, muchos ya han abierto las puertas al público con las respectivas normas de bioseguridad para evitar el contagio del Covid-19.

A partir de este anuncio, trabajadores que no hacen parte de los sectores autorizados han mostrado su inconformismo y denunciado vulnerabilidad del derecho al trabajo;  un sector de ellos pertenece a los vendedores informales, quienes a la fecha no han podido retomar labores. “Nuestro llamado es al Gobierno Nacional  y al alcalde Juan Carlos Saldarriaga para que nos tomen en cuenta ya que nos sentimos maltratados, atropellados y nos están vulnerando nuestro derecho al trabajo; pedimos al gobierno nacional y a la administración  de Soacha que se acuerde de nosotros  y que nos ayude  a volver a salir a trabajar porque muchas familias vivimos  del día a día”,  manifestó  Yaneth Constanza Arenas, vendedora informal del municipio.

La única ayuda que han recibido  los vendedores es un mercado entregado por parte de la alcaldía, pero solo suple  su alimentación por unos días: “Los únicos ingresos que tengo son los de mis ventas como vendedora ambulante, así pasa con cada uno de mis compañeros. La verdad lo que hemos recibido de parte de la alcaldía es un mercado  que suma $50.000, el cual no suple todas nuestras necesidades como alimentación, pago de servicios  públicos, arriendo, entre otros”, sostuvo Mary Trinidad Camacho,  vendedora informal y madre cabeza de familia.

Los trabajadores informales de Soacha manifiestan que pueden cumplir los protocolos de bioseguridad para continuar con su forma de empleo, es por ello que piden ayuda para poder seguir laborando. “Le queremos pedir al Gobierno Nacional que por favor nos tome en cuenta, ya que nosotros los vendedores informales también podemos cumplir con los protocolos de bioseguridad. En el municipio de Soacha el alcalde Juan Carlos Saldarriaga quiere tomar esta emergencia sanitaria  para no dejarnos salir a trabajar, por lo tanto nos sentimos solos  y atropellados por esta alcaldía porque cuando salimos, nos llega la policía a recoger nuestros puestos  y a sacarnos comparendos  por orden del alcalde. Él no nos quiere dar soluciónes, solo quiere pasar por encima de nosotros, por eso le pedimos a la Nación que nos ayude  ya que necesitamos salir a trabajar para llevar un sustento a nuestras familias”, añadió  Andrea Quintero, vendedora informal y residente del municipio.

Los vendedores informales del municipio de Soacha se encuentran a la espera que el Gobierno Nacional dé vía libre para retomar labores, teniendo en cuenta que este es el único medio de sustento para muchas familias, que a la fecha se encuentran aisladas y sin recursos económicos para suplir sus necesidades básicas.

Por Edna Rocío Vanegas

cargando...