En el barrio Lagos de Malibú, comuna 2 del municipio de Soacha, los residentes denuncian un incremento desmedido en la tarifa de los servicios públicos en plena cuarentena, afirmando que se duplicó  y en algunos casos se triplicó el valor con relación al mes anterior.

Residentes argumentan que es una falta de respeto de las empresas hacia las personas que quedaron sin trabajo y que en estos momentos es muy poco lo que tienen para mantenerse en la cuarentena, que llegue un recibo con tan alto valor porque  no hay para pagarlo y el dinero con el que cuentan es para alimentos y suplir necesidades del hogar.

“El consumo de energía en el mes de abril me llegó por $96.402 y en mayo por un valor de $275.616 pesos, un incremento impresionante que muchos residentes del sector estamos teniendo que sufrir, pues los prestadores de este servicio ni siquiera revisan los contadores, sino que ponen lo que consideran. Yo puse la queja y  la entidad me respondió  que ese es el valor que debo pagar”, comenta un habitante del sector y afectado por el precio de los servicios. 

Muchas familias comentan que lo que antes les llegaba por determinado valor, hoy les está llegando por el doble y hasta el triple, cuando comentan que siguen utilizando los servicios de la misma manera que antes de la cuarentena,  incluso con más mesura.

Finalmente, los residentes de Lagos de Malibú piden a las entidades competentes que atiendan este problema, pues son muchas las familias que en este momento de pandemia no cuentan con los recursos para pagar unas facturas tan elevadas, además de considerar que es injusto que los obliguen a cancelar dichos recibos.

 Por Natalia Soto Parra