Cuatro delincuentes se hicieron pasar por clientes, llegaron minutos antes de cerrar el almacén y cuando sólo quedaban ellos, amenazaron a los empleados, los golpearon y amordazaron.

El hecho ocurrió la noche del miércoles en el sector del 20 de Julio en Bogotá, cuando los empleados de un almacén de zapatos se alistaban para cerrar e irse a descansar, pero a última hora entraron dos personas haciéndose pasar por clientes.

Lo que cuentan los empleados es que inicialmente llegó un hombre y una mujer, pidieron unos zapatos para medírselos, mientras salían otros clientes que estaban comprando dentro del establecimiento comercial.

Cuando salieron todos los clientes, entraron otros dos delincuentes y en ese momento los amenazaron, hicieron cerrar el almacén y procedieron a golpear y amordazar en la bodega a los empleados que atendían.

Los cuatro delincuentes (dos hombres y dos mujeres) procedieron a desocupar el almacén, se llevaron prácticamente todo el calzado, incluso el propietario del establecimiento aseguró que hasta las vitrinas fueron objeto del hurto.

Aún no se da a conocer la cuantía que se robaron los delincuentes, pero las pérdidas son millonarias. El robo ocurrió a escasos metros del CAI del sector.

Foto: referencia