Tendría techo movible, capacidad para 45 mil espectadores, y en sus alrededores se construiría un hotel, auditorio, área comercial y un centro de acondicionamiento físico.

La propuesta de una APP (Alianza Público Privada) busca que la alcaldía no invierta un solo peso de los 280 millones de dólares que costaría el proyecto, pero con la condición que se entregue en comodato durante 30 años, tiempo durante el cual se explotaría económicamente por parte de quienes construyen esta obra en la capital del país.

La propuesta de Sencia, el consorcio que lo construiría, incluye un techo retráctil para el estadio, restaurantes, un hotel con más de 120 habitaciones, ampliación de gradería para que el estadio tenga una capacidad de 45 mil aficionados, un auditorio multipropósito para más de 2.500 personas, que sería el escenario para la Orquesta Filarmónica de Bogotá; un centro de acondicionamiento físico de más de 16.000 metros cuadrados, que contaría con canchas de tenis, piscina, zonas verdes, un complejo deportivo y un área comercial.

La directora del IDRD, Blanca Durán, dijo que a partir de hoy cuentan con hasta 9 meses para revisar la propuesta y determinar si el proyecto le sirve a la de la ciudad.

Además, Sencia busca generar 1.500 empleos durante la etapa de desarrollo y construcción de esta obra, y más de 4.500 cuando esté en operación.