En el salón comunal del barrio El Dorado de la comuna seis, más de 20 presidentes de Juntas de Acción comunal de los barrios surorientales se reunieron anoche para acordar salidas a la crisis de transporte que desde ayer enfrenta la comunidad de esta zona del municipio.


6-11.jpg

Ante la decisión de la empresa Expreso del País de retirar dos de las rutas que venía realizando hacia San Diego y el Chicó, a partir de ayer jueves, el presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de la comuna seis-Carlos Varela-convocó a los presidentes para presentar un oficio que hoy será remitido al Secretario de la Movilidad de Bogotá y acordar otras medidas que permitan recuperar el servicio de transporte.

“La Asociación de Juntas traía como propuesta un oficio que se va radicar mañana (hoy) y que se logró el respaldo de los asistentes a través de su firma; se acordó también una cita con el señor alcalde para pedir que se aprueben las tarjetas de operación a Expreso del País, se aprobó también que se va a trabajar fuertemente para recoger la mayor cantidad de firmas, cada presidente en su respectivo barrio para así ir haciendo de esto algo de conocimiento general y masivo”, dijo Carlos Varela, presidente de Asojuntas comuna seis.

Uno de los aspectos en que la mayor parte de los asistentes estuvo de acuerdo fue agotar las medidas legales antes de pensar en las vías de hecho, por lo tanto se insistirá ante las autoridades de Bogotá y Soacha, y ante la misma empresa para que se permita prestar de nuevo el servicio.

Entre tanto, Pedro Guzmán, presidente de la JAC de Pradera segundo sector, lamentó el retiro de las rutas y dijo que Expreso del País es la única empresa que ha venido prestando un servicio de transporte decente. “Públicamente lo digo que estas dos rutas de Expreso del País, lo que es Chicó y el centro, son las únicas que prestan un servicio con profesionalismo, decencia y eficiencia, el resto es un cúmulo de acomódese el que pueda, es la guerra del centavo que solo busca el beneficio personal”.

Cabe recordar que la empresa decidió retirar las rutas a partir de ayer debido a que la Secretaría de Movilidad de Bogotá sólo autorizó la que va hasta San Diego por Paloquemado, para lo cual dejó una flota de 30 buses cuando hasta el miércoles lo hacían alrededor de 110 automotores.

El problema, según Guzmán, es que Expreso del País operaba dos rutas clandestinamente y por esa razón la Secretaría de Movilidad le estaba sacando comparendos e inmovilizando los vehículos, aunque recalcó que hay manos oscuras interesadas en retirar este servicio.