Cientos de quejas dejan ver la cantidad de errores que se cometieron en Soacha a la hora de ingresar los datos del nuevo avalúo.

Detrás del incremento del avalúo y el exagerado aumento del impuesto predial, que en algunos casos llega al 600, 800 y hasta el 1.000%, se suma una serie de irregularidades que se evidencian en las facturas.

En muchos casos los datos del predio están mal, lo que refleja que durante el proceso de actualización catastral no se hicieron visitas para verificar realmente las mejoras en las viviendas.

“Tengo una casa de un piso en San Rafael Ciudadela Sucre, no tiene plancha porque es de tejas de zinc, y en la nueva factura aparece con 145 metros cuadrados como si fuera de dos pisos, con un valor a pagar de 465 mil pesos. Además, somos estrato uno, las calles están destapadas y servicios sin legalizar”, indicó la propietaria.

 “Soy propietaria de un apartamento nuevo que me entregaron en 2019 y el impuesto se me dobló del año pasado a este, entonces no pueden decir que amplié o hice mejoras porque ni siquiera pintura le he metido”, aseguró la propietaria de un conjunto residencial de San Mateo.

Son cientos de casos los que ha conocido este medio donde los datos del predio están mal ingresados, incluso varios propietarios ya han acudido a Catastro y allí han reconocido que efectivamente hay errores.

Así las cosas, la pregunta es: ¿qué metodología usaron para ingresar los datos de todos los predios al sistema? El mismo alcalde municipal reconoció que no se hicieron visitas a los predios, y si bien para la actualización catastral se usaron instrumentos como drones, motos y vehículos, nunca se ingresó a las viviendas.

Es cierto que el alcalde ha venido explicando a la comunidad las razones y la metodología del nuevo avalúo, y dando a conocer planes de contingencia para amortiguar los precios tan elevados de las tarifas, pero lo que la comunidad solicita es una revisión minuciosa porque en la mayoría de casos los habitantes consideran que se está cometiendo un atropello contra las personas, en medio de una situación económica adversa causada por la pandemia del COVID-19.

Ver: