Sorpresa y asombro causó entre los ciudadanos del municipio de Soacha la decisión con que algunos de sus habitantes le otorgaron su voto el premio “Dios Varón” al actual secretario de gobierno Doctor Oscar Rodríguez como el mejor funcionario de la actual administración municipal durante el año 2012.


La decisión, que en apariencia fue el resultado de la manifestación espontánea y libre de los ciudadanos, no fue más que la ocasión propicia que aprovechara hábilmente el jefe de la cartera de gobierno para recibir el “reconocimiento público” que no ha podido obtener con su pobre gestión al frente del cargo que ocupa por segunda vez.

El funcionario, quien por el poder de los dioses del Olimpo ha tenido la suerte pero no precisamente el mérito de ser dos veces secretario del despacho durante las administraciones “Soacha con objetivo Social” y “Soacha para vivir mejor”, resultó elegido con la mayor votación en un premio espurio al que en su momento este mismo portal había renunciado a participar.

Aunque se ignora cuáles fueron los criterios que los ciudadanos valoraron para dar su voto al elegir al mejor funcionario público del municipio, las difíciles situaciones con las cotidianamente se tienen que enfrentar los habitantes del municipio, da para pensar que en una elección seria, ésta secretaría siendo generosos los ciudadanos, cuando mucho ocuparía algún puesto intermedio pero no precisamente el primero.

Los logros del funcionario en mención se pueden valorar midiendo el avance de la ocupación del espacio publico por parte del comercio informal en todos los sectores del municipio, la creciente actividad delincuencial en todas sus formas, el aumento de la mortalidad en la mal llamada “autopista” entre otros casos para no hacer la lista larga y dramática, y se constituyen en la mejor carta de presentación de la gestión del secretario de gobierno en mención.

El servidor de marras, paradójicamente garante del ejercicio pleno de derechos y libertades para obtener el premio, no dudo en recurrir a practicas poco o nada éticas al realizar una “discreta” campaña entre su círculo de amigos, allegados y advenedizos para conseguir los votos necesarios para ganar, lo que de por sí dice qué tanto apoyo ciudadano podía tener para hacerse merecedor a tan demeritado premio.

Como si esto fuera poco, tan intrascendente reconocimiento de los ciudadanos, el Doctor Oscar Rodríguez en una demostración de arrogancia, soberbia, autoritarismo y vanidad por el poder que detenta, no solo reto a la plenaria de la duma municipal para que intentará destituirlo, sino que en vista de los pobres resultados de su gestión, creyó que haciendo algunos cambios entre su equipo de gobierno, entre los cuales sin duda hay excelentes funcionarios, traslado comisarios de familia, destituyó al director de la Casa de la Justica y dio a entender sin rubor ni vergüenza que es uno de los más intocables funcionarios de la administración “”Soacha bienestar para todos”

[email protected]