De 24 hospitales postulados, 13 pasaron a la etapa final. Los ganadores se conocerán en la primera semana de diciembre. El premio busca incentivar a los hospitales cundinamarqueses para mejorar continuamente la calidad de su atención en salud y aumentar la autoevaluación de estándares de acreditación


Se encuentra en su etapa final el II Premio Departamental al Mejoramiento Continuo de la Calidad, que busca incentivar a todas las Empresas Sociales del Estado adscritas a la Red Pública Departamental para mejorar la calidad de la atención en salud y aumentar la autoevaluación de estándares de acreditación.

“La convocatoria al premio se realizó en enero de 2013 mediante invitación a toda la Red Pública de prestadores de servicios de salud de Cundinamarca, con un total de 24 postulaciones presentadas. El premio se divide en 4 etapas de las cuales a la última pasaron 13 hospitales. Esta etapa, consiste en la sustentación y presentación por parte de los gerentes, de la estrategia de mejoramiento continuo de la calidad en salud y una vez surtida la misma, la premiación se realizará en la primera semana de diciembre”, destacó la Directora de Desarrollo de Servicios de la Secretaría de Salud de Cundinamarca, Liliana Cepeda.

Los trece hospitales públicos que se encuentran en la etapa final son los de Arbeláez, Cáqueza, Chocontá, Gachetá, Nemocón, Mosquera, Silvania, La Mesa, Sopó, La Samaritana (Bogotá), Vianí, Villeta y el Sanatorio de Agua de Dios.
Los hospitales ganadores se deben comprometer en la divulgación y multiplicación de sus experiencias y estrategias de mejoramiento, como ejemplo a las demás instituciones y deberán realizar dos jornadas de referenciación competitiva, además de garantizar la sostenibilidad y el mejoramiento continuo de la calidad en cada una de las sedes inscritas.

En la primera versión de este premio realizada en 2012, resultaron ganadores los hospitales de Nemocón (Oro); Mosquera (Plata); La Samaritana (Bronce) y Viotá, catalogado como fuera de concurso, entidades que recibieron cerca de 600 millones de pesos como incentivo económico.