Luego del fuerte aguacero del viernes en la noche y de algunas lloviznas presentadas al anochecer del sábado, se corroboró que Soacha nunca se preparó para la temporada invernal que se avecina. A pesar de las advertencias sobre la llegada del fenómeno de La Niña, las autoridades y la misma comunidad hizo caso omiso a los llamados.


Sólo bastó un aguacero para demostrar que lo anunciado por la administración pasada no pasó de ser discursos políticos para justificar el gasto exagerado del presupuesto. Las grandes obras para evitar inundaciones en sectores como Nuevo Colón, Quintanares, Portalegre y San Nicolás, entre otros, no sirvieron para erradicar la pesadilla de las inundaciones.

A pesar de las grandes inversiones, el viernes en la noche se demostró que Soacha sigue siendo tan vulnerable a las lluvias como hace seis años cuando la temporada invernal de 2010-2011 causó grandes estragos. Esto no se lo imaginó el alcalde Eleázar González, quien tuvo que suspender un operativo nocturno organizado con la Policía y el acompañamiento de la Secretaría de Planeación; todo estaba listo para iniciar sobre las 8:00 p.m., pero una hora antes comenzó a llover torrencialmente.

El alcalde se encontraba con su equipo de trabajo en la estación del Chicó cuando los afectados comenzaron a avisar de los primeros daños. Fue necesario entonces suspender el recorrido planeado con la Policía y darle prioridad a la emergencia.

El mandatario, junto a funcionarios de la Secretaría de Planeación, Gestión del Riesgo y bomberos oficiales, se desplazó a atender las emergencias en diferentes sectores por causa de las inundaciones que se dieron después del torrencial aguacero.

Para darle prioridad a la emergencia de la noche del viernes, la Administración Municipal dispuso de cuatro frentes de intervención: Cazucá, rivera del Río Soacha, Los Olivos y Compartir, atendiendo de manera rápida el llamado de la comunidad.

“La emergencia estuvo bastante fuerte pero se atendió oportunamente, el problema es que en algunos sitios las viviendas se encuentran por debajo del nivel del río, pero trabajaremos para buscar soluciones que mejoren esta situación, a través de la ampliación del cauce y a la vez profundizarlo. Quiero hacer un llamado a la comunidad para que no arrojen basura a las calles ni a los sumideros, pues esto hace que se taponen las alcantarillas, el agua se devuelva y termine afectando sus barrios y viviendas”, dijo el alcalde.

Posteriormente se coordinó con la Dirección de Servicios Públicos jornadas con el Vactor para dar solución efectiva a los barrios afectados, al igual que se puso a disposición las motobombas para que los bomberos pudieran apoyar la emergencia de una manera más efectiva y rápida.

“Cada vez que llueve el agua que inunda la autopista baja por la actual carrera octava y trae consigo sedimentación de sectores de la comuna seis porque los desechos son arrastrados por la corriente. De esta manera se evidencia que en los costados de la octava se acumulan, entorpeciendo el escape del agua por los sumideros», manifestó Raúl Buitrago, integrante de la JAC de Nèmesis.

“Tenemos un problema de alcantarillado el cual estamos haciéndoselo saber al alcalde para que nos ayude a dar solución. Algo que sí queremos agradecerle es que haya venido a apoyarnos en esta emergencia con la motobomba, sino hubiese sido así, nos hubiéramos demorado muchísimo más”, expresó Diana Melo, habitante del barrio Portalegre.

Por su parte, María Andrea Rozo, secretaria de Planeación municipal, entregó el balance de la emergencia después del monitoreo en los diferentes sectores, que arrojó una familia damnificada, compuesta por cuatro niños y cuatro adultos, a la que se le entregará un subsidio de arriendo por el término de dos meses; es de resaltar que no hubo personas lesionadas.

Ante la situación, el alcalde convocó a sesión extraordinaria del Consejo de Gestión del Riesgo, para evaluar y determinar las acciones que se implementarán en esta nueva temporada de ola invernal en el municipio de Soacha.

Finalmente, se invita a la ciudadanía para que realice sus reportes de emergencias por inundaciones a través del teléfono 7326198 con el Cuerpo Oficial de Bomberos de Soacha.

Fotos: Samuel Augusto Gallego