A difícil tarea la que tiene el actual alcalde de Soacha Juan Carlos Saldarriaga para mejorar la movilidad en el municipio, un reto que propuso en campaña y que se convirtió en el atractivo de su programa de gobierno, teniendo en cuenta la necesidad de  nuevas  y mejores vías para la ciudad.

Una y otra vez el actual mandatario insistió en  que le apostaba a construir cuatro vías claves en el primer año, sumado a una serie de obras que le cambiará la cara a la ciudad.

Recordemos esas vías que Saldarriaga quiere construir para destrabar la movilidad en Soacha, especialmente hacia Bogotá, porque al fin y al cabo a nivel interno  no hay muchas, y  una de las que requiere meterle mano con urgencia es  la de Indumil.

Avenida  Las Torres. Es una de las apuestas de la actual administración para mejorar la movilidad por  el norte de la ciudad. Saldarriaga ha venido insistiendo en la consecución de recursos y prolongar  esta arteria vial desde Ciudad Verde, los Olivos, La María, Olivares, León XIII y la Despensa, y conectarla con Bosa, que sería clave para descongestionar la Autopista Sur; la buena noticia es que el gobernador Nicolás García, en su visita a Soacha el pasado  viernes 31 de enero, aseguró que esta vía está incluida en las obras que se desarrollarán con el Distrito para hacer realidad el intercambiador cerca de la Terminal del Sur, como quien dice, el presupuesto para hacerla ya está asegurado.

Otra vía propuesta es continuar la Avenida Terreros hasta  Ciudadela Sucre, y de ahí al Rincón de Lago, Los Pinos,  la Isla y Tres Esquinas,  para salir en 25 minutos al centro de Bogotá.

La tercera es prolongar la carrera novena de San Mateo hasta la institución Julio César Turbay, luego habilitarla hasta la Zona Industrial de Cazucá y continuar por la carrera cuarta para llegar por la parte de atrás de Protabaco y conectarla a la avenida Villavicencio por el  Olarte y  Perdomo.

Vía Indumil. Inicialmente Saldarriaga propuso unir la calle primera  entre Quintas de la Laguna  primero y segundo sector con la Avenida indumil para acabar con el  trancón que se forma diariamente  frente al Silo, incluso la apuesta es desviar los lunes festivo  parte del tráfico que viene hacia Soacha para descongestionar la Autopista Sur.

Por este corredor también se propuso un contraflujo de  4:00 a.m. a  8:00 de la mañana desde comuna uno, vía Indumil, carrera séptima y Paralela sentido hacia Bogotá hasta Bosa, sin necesidad de coger la Autopista Sur.

Hay que recordar que después de El Silo este corredor es una vía departamental concesionada, por eso el gobernador anunció que tan pronto el municipio resuelva el tema de predios con algunas constructoras, se empezará a trabajar para hacer la doble calzada hasta el río Bogotá. 

Adicionalmente cuando empiece la construcción de las Fases II y III de Transmilenio, el actual alcalde dijo que firmará un decreto orientado al  tránsito de carga sobre la Autopista Sur. Sólo aplicaría  para los vehículos de tráfico pesado que  vienen del sur del país  hasta Bogotá y viceversa. La carga que salga  de Soacha o venga con destino al municipio  no tendrá restricción, tampoco los habitantes de la  ciudad que manejen  camión o sean propietarios de  esta clase de automotores se incluirán en la medida.

De hacerse realidad todas estas obras y medidas, la movilidad debe  mejorar y el tiempo de desplazamiento hacia  Bogotá se reduciría ostensiblemente.  Ahora sólo queda esperar que las cosas le salgan  al actual  mandatario porque, sin duda, beneficiarían a todos los habitantes del municipio.

Si bien el reto es grande y tal vez no todas las obras se puedan  realizar,  y algunas  medidas propuestas quizá se queden en palabras, lo cierto es que el alcalde Saldarriaga se la jugó en campaña y lo que ha mostrado en este mes y nueve días que lleva como mandatario, es que ganas le sobran y anda golpeando puertas para hacer realidad las obras viales que propuso.

Aquí no se trata de pasiones ni colores políticos, aquí hay que pensar en conjunto y buscar el beneficio de la ciudad, de quienes la habitan y de aquellos que a diario requieren desplazarse por la tormentosa Autopista Sur.

La tarea es difícil aunque no imposible, los retos son grandes pero alcanzables, y el compromiso de mejorar la movilidad continúa hasta lograr que se abran vías alternas que permitan descongestionar el único corredor  que conecta al Distrito con el Municipio.

EDITORIAL

@periodispublico